05 de noviembre de 2019
05.11.2019
La Opinión de A Coruña

La Fiscalía rebaja a 9 años y 10 meses la petición de cárcel para un acusado de intentar matar a su expareja en Ribeira

El acusado, en su último turno de palabra: "Pido perdón por el mal trago pasado"

05.11.2019 | 17:34
La Fiscalía rebaja a 9 años y 10 meses la petición de cárcel para un acusado de intentar matar a su expareja en Ribeira

La Fiscalía rebaja a nueve años y diez meses la pena de prisión --dos meses menos de la petición inicial-- solicitada para el hombre acusado de intentar matar, en agosto de 2018, a su expareja en Ribeira, mientras en sus conclusiones definitivas incluye también imponer al procesado una orden de alejamiento y comunicación con la víctima de 19 años.

La Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido este martes la última sesión del juicio contra un hombre acusado por un delito de intento de homicidio, y para quien el Ministerio Público solicitaba inicialmente diez años de prisión. Una pena que se ha visto rebajada en dos meses, según lo expuesto por el representante de la Fiscalía ante el tribunal.

Para la Fiscalía, el acusado no tenía intención de autolesionarse, tal y como alegó este hombre, quien aprovechó el último turno de palabra para "pedir perdón" a la víctima y a su familia "por el mal trago pasado".

"Yo no iba con intención de matarla", ha dicho el procesado, quien, tal y como hizo su letrado en la exposición de su informe final, cree que la víctima "pensó" que la iba a atacar con el cuchillo, pero "ni herirla quise", añade.

Sin embargo, el Ministerio Fiscal ha rechazado el argumento del acusado, que aseguró que el cuchillo era para "autolesionarse". "No se autolesionó ni en presencia de ella ni después, simplemente huyó", manifiesta el representante de la Fiscalía, que insiste en que el acusado trató de acuchillar a la víctima en el cuello.

Acusación y defensa

Por todo ello, la Fiscalía solicita para el hombre una pena de nueve años y diez meses de prisión, así como una orden de alejamiento y prohibición de comunicarse con la víctima durante un periodo de 19 años, tiempo en el que tampoco podría residir en el municipio de Ribeira.

Por su parte, la acusación particular eleva la pena de prisión a 15 años, pues considera que el hombre actuó con premeditación al enterarse, tres años después de haber dejado la relación, que la víctima tenía una nueva pareja.

Frente a los argumentos de Fiscalía y acusación particular, la defensa ha subrayado que su cliente "no tuvo intención de matar": "Si hubiera querido acuchillarla, lo hubiera hecho porque lo tenía fácil", explica en alusión a las circunstancias en las que sucedieron los hechos.

Este letrado ha solicitado que se tenga en cuenta la atenuante de intoxicación por consumo de drogas y alcohol y pide una rebaja "en uno o grados" de la pena solicitada por el Ministerio Fiscal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook