29 de mayo de 2020
29.05.2020
La Opinión de A Coruña
Limpieza

Trucos caseros para limpiar la vitrocerámica

El resultado será asombroso y tu vitrocerámica volverá a lucir como el día que te la instalaron

29.05.2020 | 10:14
Trucos para limpiar la vitrocerámica.

La vitrocerámica es una de las joyas de la corona de la cocina. Su llegada fue un gran avance ya que es mucho más cómoda de limpiar y además de ser más segura, ahorra más energía que los fogones.

Para llevar a cabo la limpieza de esta zona lo primero que tienes que hacer es echar un poco de limpiador de vitrocerámicas, dejar que actúe, pasar una bayeta húmeda y quitarlo. Y repetir este proceso una segunda vez, pero con una pequeña salvedad: en esta ocasión debes encender un poco el fuego, aunque sólo sea unos segundos para que ese limpiador cale aún más y puedas pasar la rasqueta sin problema a que se ralle la vitrocerámica.

También existe un truco casero que ayuda mucho a que la vitrocerámica brille como si fuera nueva. Y es que, aunque suene raro, tu aliado principal para la limpieza de tu vitrocerámica será la pasta de dientes. Lo único que tienes que hacer es aplicar este producto de higiene sobre tu vitro y extenderlo sobre la placa. Déjalo actuar durante unos minutos y, posteriormente, retira con la ayuda de un paño húmedo.

También se ha popularizado el uso de papel de aluminio para limpiar la vitrocerámica. Se trata de un viejo truco que cada cierto tiempo vuelve a ponerse de moda. Primero pasas el limpiador, lo dejas actuar y después frotas un poco (sin rascar demasiado) con este papel de plata de toda la vida. Luego pasa una bayeta mojada y a continuación una seca. El resultado te va a sorprender y va a hacer que tu vitrocerámica luzca casi como si fuera nueva. Y sólo en unos minutos.

Recuerda que en nuestra sección de Decoración puedes encontrar los mejores consejos y trucos para realizar las tareas domésticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook