Llega el invierno y el frío y con ello toca sacar las sábanas del armario y ponerlas en la cama. Y es que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), advierte que este año habrá un otoño más corto y las temperaturas serán más bajas, por lo que hay que tener preparado, no solo el pijama largo, sino también el edredón. Sin embargo, por estas fechas siempre surge la misma pregunta, ¿cómo se pone bien la funda nórdica de la cama? A continuación te lo explicamos.

Existen multitud de trucos para poner bien la funda nórdica de la cama y dejarla sin arrugas. Uno de los más simples, y al mismo tiempo efectivos, es el conocido como "Truco del burrito".

Para llevar a cabo el "Truco del burrito", primero hay que darle la vuelta a la funda nórdica, con las costuras hacia afuera, y extenderla en la cama, la parte de la cremallera debe quedar a los pies del la cama. Tras esto, se coloca encima el relleno. Las esquinas tienen que estar alineadas con la funda de la forma más perfecta posible. Una vez hecho, se enrolla la funda al mismo tiempo que el relleno, a modo de "burrito", de ahí el nombre.

Cuando ya se haya enrollado, hay que coger ambas partes a la vez con una mano y con la otra hay que meter la parte inferior de la funda debajo del rollo hasta llegar a la parte superior. Después, simplemente hay que desenrollarlo y estirar la funda nórdica al mismo tiempo, además de cerrar con la cremallera. Para terminar, se tiene que sacudir las esquinas y dejar lo más plana posible la funda nórdica de tu cama.

También hay diversos vídeos que explican el proceso y que pueden ser muy útiles, uno de ellos es el siguiente:

El método de "Las pinzas"

Es otro de los trucos más populares para colocar la funda nórdica. Para ello, primero hay que colocar la funda sobre la cama, dada la vuelta y con la abertura mirando al cabecero. Después se pone encima el edredón y se mete la mano por dentro de la funda por la abertura hasta llegar a una punta. Una vez hecho esto se junta con el extremo correspondiente del edredón y fijar cada una de las cuatro puntas con las manos.

Al estirar el edredón se verá que la funda nórdica lo cubre por completo. Por último se cierra la abertura y se quitan las pinzas.