12 de mayo de 2015
12.05.2015

A la Reina le sienta bien la primavera

12.05.2015 | 01:27
Los Reyes con Sergio Mattarella, ayer.

Si hace pocos días la reina Letizia lucía un bolso étnico cuyo precio no supera los treinta euros, ayer sorprendía con un modelo muy floral de Carolina Herrera que rebasaba los 3.000 euros. No le duelen prendas en alternar alta costura con low cost, y también queda claro que hay vida más allá de su modisto de cabecera, Felipe Varela.

Además, doña Letizia no se casa con ningún peinado y su última apuesta fue un bob ondulado que le sentaba francamente bien, bucles que ya se han visto en la cabeza de actrices como Elsa Pataky, Jessica Alba o Sienna Miller. La cita, desde luego, lo merecía: una recepción en el Palacio Real de Madrid al presidente de la República de Italia, Sergio Mattarella.

Así era el modelo: una falda de seda blanca con flores pequeñas en tonalidades azuladas y amarillas combinada con una blusa en tafetán azul marino. El cinturón, muy fino. El precio no es precisamente bajo: 2.368 euros cuesta la falda y la camisa se pone en 846,57 euros. Para completar el estilismo, una cartera en la mano en azul noche y sandalias haciendo juego con la blusa, de 300 euros.

Felipe VI y Sergio Mattarella entraron juntos en la Cámara Oficial, que se usó por vez primera para recibir a un jefe de Estado, y donde habitualmente el Rey recibe cartas credenciales de los nuevos embajadores acreditados en España. Con Juan Carlos I, el monarca recibía primero a los mandatarios extranjeros en el palacio de la Zarzuela, encuentros a los que solía seguir un almuerzo en este mismo recinto, o en el Palacio Real para las visitas oficiales.

La reunión bilateral se celebró en la Sala de Tapices, y en ella, ambos abordaron las tragedias en el Mediterráneo por movimientos masivos migratorios, así como la seguridad en la zona, la crisis en Oriente Medio y el problema del terrorismo yihadista.

Desde la Casa Real se hizo hincapié en que ambos han dado un repaso a las "magníficas" relaciones bilaterales entre dos países "que son socios y aliados", también de la situación en la Unión Europea y de los grandes retos que afronta el área mediterránea.

Después, los dos jefes de Estado han almorzado, acompañados de la Reina, el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, y los demás cargos españoles e italianos, en el comedor de diario del Palacio Real, donde se ha congregado una veintena de comensales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook