17 de diciembre de 2017
17.12.2017

El renacer de la magia

17.12.2017 | 01:58
Reproducción de la cabaña de Hagrid y varios objetos y vestuario que forma parte de la exposición.

"La felicidad se puede hallar hasta en los momentos más oscuros, solo tenemos que ser capaces de usar bien la luz", dice Harry Potter, el inconfundible niño mago protagonista de la exitosa saga fantástica escrita por la británica J. K. Rowling, en uno de los libros. Y es, precisamente esa luz la que embriaga a todos los que entran en el mundo mágico de Harry Potter: The Exhibition, la exposición que ocupa el pabellón 1 de la Feria de Madrid (Ifema), y que se puede visitar hasta el próximo 2 de abril. La muestra, que ha recorrido medio mundo cosechando un éxito arrollador y sumando más de 4 millones de visitantes, ofrece una experiencia única para los amantes -y los que no lo son tanto- de esta saga, con cientos de objetos y materiales utilizados en los rodajes y que se pueden ver por primera vez en España.

La emoción, los nervios y la curiosidad son sentimientos bastante habituales en muchos de los que llegan a esta muestra. Y es normal. Lo primero con lo que se encuentran al cruzar la puerta es con el sombrero seleccionador, ese que en el texto elige a esos niños especiales que tienen algún don especial y son dignos de coger el tren que les llevará a Hogwarts, la escuela de magia y hechicería. Y arranca el viaje. Con la tecnología como aliada, las proyecciones de imágenes de los filmes acompañan al visitante hasta que llega a la primera parada de esta aventura: los dormitorios de Harry Potter y su fiel escudero Ron Weasly en Gryffindor, y muchos de los utensilios de la chica de la pandilla, Hermione Granger. Sus uniformes, que permiten ver la cuidadosa labor del equipo de vestuario, decenas de objetos, desde mapas a el conocido giratiempos; atrezzo original de las películas, pósters, libros y baúles; y, por supuesto, sus famosas y deseadas varitas mágicas.

La siguiente parada son las famosas aulas de Hogwarts. La de pociones, con sus libros de fórmulas y probetas o la de herbología, en la que los asistentes pueden extraer una mandrágora de una maceta. Visitar la cabaña del semigigante y tierno Hagrid; lanzar una pelota quaffle o un recorrido entre las mejores criaturas fantásticas del universo mágico creado por J. K. Rowling son imposibles que se hacen realidad gracias a esta exposición única.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine