La empresaria y modelo estadounidense Kim Kardashian ha adquirido por casi 200.000 dólares la cruz de Attallah, una de las joyas que lució la princesa Diana de Gales, informó la casa de subastas Sotheby’s. Los representantes de la influencer obtuvieron la pieza por 162.800 libras (197.453 dólares) en la puja de objetos aristocráticos Real y Noble celebrada el miércoles en Londres, indica Sotheby’s en un comunicado. Kardashian se impuso en el último momento, con un valor doble al precio inicial estimado, a otros postores que ansiaban la joya de amatista que Diana llevó en varias ocasiones tras recibirla en préstamo de su amigo Naim Attallah, quien la compró en los años 80 en la joyería de la realeza Garrard. De estilo fleurée —con detalles de diseño floral—, la pieza es un colgante creado en la década de 1920 por Garrard, engastado con amatistas y diamantes.