15 de junio de 2018
15.06.2018

Descubre si un pantalón es de tu talla sin probártelo

Existen algunos trucos para acertar con la prenda adecuada sin necesidad de pasar por el probador

15.06.2018 | 10:49
¿Cómo acertar con la talla de los pantalones?

Una de las cosas que puede dar más pereza a la hora de comprarse ropa es probársela, sobre todo en invierno, cuando llevamos muchas capas encima, o si tenemos a niños a nuestro cargo (quitarse el pantalón mientras con el otro ojo se supervisa al pequeño es una ardua tarea).

Si detestas ese momento, o simplemente vas con el tiempo justo, existen una serie de trucos, válidos tanto para hombres como para mujeres, que te ayudarán a saber si un pantalón es de tu talla sin necesidad de probártelos ni perder el tiempo en la tienda.

En líneas generales todos sabemos qué tipo de prendas nos favorecen más. Si es cierto que en función del tipo de tela, de tiro, o de patrón el pantalón o vaquero nos puede sentar mejor o peor, pero acertar con la talla será más sencillo si utilizas uno de estos trucos.

Seguro que más de una vez te has cuestionado por qué si compras unos pantalones de una marca concreta utilizas una talla y si cambias de firma, necesitas dos tallas más. La proporcionalidad de nuestro cuerpo, que es en lo que se basan los siguientes trucos, es la mejor manera de acertar con la talla de la ropa.

Trucos infalibles para acertar con la talla

Uno de ellos consiste en enrollar la cintura del pantalón o falda alrededor del cuello, como si se tratara de una capa. Si la cintura de la prenda cierra justo al perímetro, entonces has acertado con tu talla. Si no llega o sobra tela, deberás escoger otra medida.

Otra manera de acertar con el vaquero o falda perfecto/a es de la siguiente forma: cierra el puño y comprueba si tu antebrazo y el puño caben dentro de la cintura del pantalón. Si se ajusta al tamaño y no sobra tela ni tampoco falta, estarás ante el pantalón o falda adecuado.

Solemos probarnos las camisetas y jerséis apoyándolas por encima del pecho, pero ¿lo hacemos bien? Getty Images

Para acertar con una camiseta, debes coger la prenda de la costura de los hombros y llevarla hasta los tuyos, justo donde se unen con los brazos. Mantén la espalda recta y levanta un poco el pecho. Si te cuadra, es tu talla.

El antebrazo, también nos sirve para medir el calzado: tan solo tienes que poner la suela encima de la parte posterior del brazo y ver si coincide. Normalmente la medida del antebrazo suele ser igual a la del calzado.

Si, por otra parte, quieres saber si unos calcetines son de tu talla (este truco es idóneo para bebés o niños), enrolla alrededor la parte del pie del calcetín. Si la punta y el talón se tocan sin que tengas que tirar y no se montan los extremos, son de tu talla.

Si no quieres arriesgarte a comprar algo sin probártelo utilizando estos trucos por miedo a tenerlo que devolver, puedes hacer la prueba con los pantalones que tienes en tu armario ¡y verás cómo funcionan!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook