Con el calor sacamos a relucir nuestras prendas más veraniegas. Pantalones cortos, vestidos y por supuesto bikinis son nuestras prendas por excelencia pero para muchos, ponerse esta ropa se convierte en una auténtica pesadilla por las rozaduras en los muslos.

Aunque son algo normal no tenemos que pasar por ese sufrimiento cada verano ni renunciar a las prendas más cortas para evitar estas rozaduras. Existen una serie de remedios y muy efectivos para evitar estas molestias y lucir tus vestidos, bikinis o shorts sin miedo a sufrir estas molestias.

Polvos de talco

Es un truco muy efectivo pero no tan duradero como nos gustaría. Es más recomendado para cuando vayas a salir a dar un paseo o a tomar algo. Te recomendamos que lo apliques sobre la piel limpia y seca.

Crema antifricción

Un remedio mucho más duradero que el anterior y que puedes encontrar en Decathlon por un precio de 5, 99 euros. Además de prevenir las rozaduras en los muslos, también es apta para aplicarla en otras zonas del cuerpo como brazos, pecho, vientre...

Eso sí, aunque su efecto es duradero, tendrás que volverla a aplicar de nuevo al cabo de unas horas.

Bandelettes

Estas bandas elásticas se colocan en los muslos como si fuesen una liga, impidiendo que se produzcan rozaduras. Gracias a su fina capa de silicona que se adhiere al muslo sin riesgo a que se caigan mientras caminas.