Cartas de los lectores

Economía sumergida y sus posibles causas

01.09.2016 | 00:34

En A Taberna do Croio solemos tratar de casi todo, y tras escuchar a Maruenda el sábado día 20 de agosto en La Sexta Noche, comentando con un tic de reproche la economía sumergida, le decimos que ese tipo de economía está sustanciado en gran parte por las políticas de injustos recortes aplicadas por este gobierno en connivencia con el empresariado de más fuste, y presidido durante estos últimos años por Mariano Rajoy.

Nadie se divierte camuflándose peligrosamente de la ley. Los sueldos miserables y las pensiones indignas obligan a esas personas a buscarse de alguna manera un suplemento económico oculto, casi siempre pobre pero que ayudará a vivir con algo más de dignidad. Por otro lado, nuestros mandatarios que de tal manera nos persiguen ahogándonos por todos los sitios, extraen del erario público, es decir de todos nosotros, y en profundo agravio comparativo, unos sueldos, pensiones, y prebendas, más que sustanciosos que les permite vivir tan ricamente burlándose de una sociedad arrodillada a la fuerza, decretando leyes en contra de esa ciudadanía. Pensiones cargadas de injustas limitaciones que eufemísticamente llaman no contributivas, cuando la aportación para cobrarlas es aquella de los impuestos que pagamos durante toda la vida en el variado y multiforme consumo. Y además diré que cierto material, como es el de la plástica está gravado con unos impuesto abusivos. Con lo cual acabas pagando bastante más durante una vida de actividad profesional y creadora continuada, que muchos de los cotizantes a la Seguridad Social. Con lo cual ha de resultar difícil o imposible aportar ese tipo de cotizaciones. Pero no por ello han de estar apartados esos artistas y creadores reconocidos de una pensión digna, se la merecen. Y sobre todo cuando además con su obra aportan grandes beneficios a esos pueblos y ciudades ayudando a engrandecerlos y a perpetuo. Terminamos diciendo que las injusticias sociales en España son de dimensiones tan profundas y variadas que resultan impensables en estados serios, justos, y verdaderamente democráticos. Este es un país que a través de unos políticos incapaces castiga a sus mejores talentos convirtiendo en delito mediante decretos injustos aquello que por esencia nunca lo fue.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 402) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine