Análisis.

El caso de la policía fiscal

02.06.2016 | 00:48

El PP ha entrado en harina electoral con otra propuesta para rebajar el IRPF. Ciudadanos no descarta hacerlo también, aunque no hasta que se avance en la reducción del déficit público. El PSOE lo descarta porque considera en peligro la financiación del Estado del bienestar, y Unidos Podemos quiere subir la presión sobre quienes ganen más de 60.000 euros al año. En la primera subasta tributaria de esta precampaña el foco vuelve a estar puesto más en el ascensor ideológico de subir y bajar impuestos que en las ineficiencias del sistema, que drenan miles de millones de las arcas públicas y que explican por qué España, con tipos nominales análogos e incluso superiores a los del resto de Europa, es el quinto país con menor nivel de ingresos tributarios (37,8% del PIB, frente al 45,2% de media).

Está descrito en el informe que elaboró un grupo de expertos para el Gobierno ante la reforma tributaria -documento que el Ejecutivo soslayó en gran medida, limitándose a hacer una rebaja impositiva- que el problema recaudatorio español se explica por dos fenómenos principalmente: por un lado, el enorme catálogo de exenciones, bonificaciones y reducciones que socavan "extraordinariamente" los ingresos, al tiempo que favorecen las prácticas de elusión y la planificación fiscal agresiva, sobre todo entre las grandes empresas; de otra parte, está el fraude, que se estima entre 60.000 y 70.000 millones de euros y frente al que queda mucho por hacer si se considera que los ingresos anuales de la lucha contra la evasión han llegado a un máximo de 15.000 millones.

Los inspectores y técnicos tienen propuestas que podrían ocupar un lugar más visible en los programas electorales y en la reflexión pública sobre el agujero tributario. Como la creación de una policía fiscal, una idea que colea desde que, con Josep Borrell como secretario de Estado de Hacienda, se constituyó la Agencia Tributaria en los años 80. Supondría que España dispusiera, como Italia o EEUU, de un cuerpo bien dotado de medios que persiga el fraude y el blanqueo de las grandes tramas evasoras mediante métodos policiales (actuaciones de incógnito, escuchas, uso de confidentes...) y sin los corsés de los procedimientos administrativos. Existe el embrión: el Servicio de Vigilancia Aduanera, ahora muy centrado en combatir el narcotráfico.

Dicen también los profesionales que el modelo vigente de investigación, basado en la explotación de información documental, es muy limitado frente al gran defraudador y que, combinado con la política de objetivos económicos de la Agencia Tributaria, tiende a concentrar buena parte del trabajo en el fraude de contribuyentes pequeños. En el menudeo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine