Rajoy pasa al ataque al dar por acabado el liderazgo de Sánchez en el PSOE

El presidente invita a los socialistas a "organizarse bien en la oposición" - "España no necesita experimentos ahora que hay fijado un rumbo razonable", apunta

09.12.2015 | 01:51
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda a un niño a su llegada al mitin de Sevilla.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dio ayer por acabado el liderazgo de Pedro Sánchez en el PSOE y recomienda a los socialistas que dediquen un tiempo a reorganizarse. Es el ataque más directo de Rajoy al PSOE en lo que va de campaña, y el jefe del Ejecutivo lo hizo en Andalucía, la región que preside la socialista Susana Díaz.

Rajoy insistió en que los socialistas no pueden decirle a la gente, "después del lío que organizaron en España", que "ahora tienen unas recetas estupendas, "simplemente porque no es creíble". Y les lanzó su recomendación: "Ustedes tienen que estar una etapa tranquilos, organizándose bien" y "ver cómo pueden plantear las cosas mejor en el futuro", dijo.

No fue la única crítica al PSOE, porque el presidente también acusó al partido de Sánchez de prometer ahora "el oro y el moro" cuando cuatro años atrás dejaron el país con 3,4 millones de parados más.

Rajoy señaló que la clave para que el país siga mejorando "no es tener buena voluntad", que la tienen todos, sino contar con "los conocimientos, las ganas y la valentía suficiente para hacer una política económica que te permita crecer".

El presidente atacó en menor medida a otros partidos, y solo dedicó un minuto para advertir de que "hay que andarse con mucho cuidado" con los emergentes. "Experimentos, poquitos", dijo Rajoy, para quien "en la vida conviene pensarse las cosas, saber qué es lo que hay que hacer y verle la cara a uno y a otro". "España no necesita ni experimentos ni dar marcha atrás", concluyó Rajoy, repitiendo así el mensaje que más dio en los meses de precampaña, e insistiendo en que hay que apoyar al PP ahora que España "ha fijado un rumbo razonable" y las cosas van "mejor".

Así, advirtió de que los procesos de cambio "no se cortan por la mitad" sino que "se continúan hasta el final", y volvió a apelar a la experiencia de gobierno que tienen los "populares", cuya victoria, en cualquier caso, ha vuelto a augurar. "Vamos a ganar y va a ser así porque tenemos un gran partido, el nuestro", dijo.

Como hace en todos los mítines, el presidente citó los cuatro objetivos de su legislatura, entre los que está la defensa de la unidad de España, y en esta ocasión le volvió a recordar a Artur Mas que "tiene que cumplir la ley". "Y si no la cumple habrá que aplicarle los procedimientos establecidos".

El de Sevilla fue el último acto de Rajoy en Andalucía en esta campaña. Estuvo en Málaga el pasado jueves -antes de la tradicional pegada de carteles en Madrid- y pasó los dos últimos días visitando localidades y con actos en cuatro provincias. Antes de marcharse, prometió que mantendrá su compromiso con Andalucía, comunidad por la que ha hecho, apuntó, todo lo que ha podido "para arreglar muchos problemas importantes que tenían otros que no son del PP".

"Yo desde luego no le voy a quitar el bonobús a nadie, toma política social, para que den lecciones", dijo Rajoy criticando la decisión del alcalde socialista de Sevilla, Juan Espadas, de retirar el bonobús gratuito a los pensionistas y cobrarlo según el nivel de renta.

Debate del lunes

Antes de este mitin, Mariano Rajoy visitó un centro de la tercera edad en el centro de la ciudad y atendió a los periodistas para comentar el debate de la noche del lunes y subrayar que lo ganó la vicepresidenta del Gobierno. "El debate estuvo muy bien y lo ganó, como todos ustedes saben, Soraya Sáenz de Santamaría", manifestó.

Preguntado por su ausencia y sobre cómo habría sido su participación, señaló que podía haberlo ganado o no, pero reiteró que "lo importante" es que hay "un debate a dos el próximo lunes", en referencia a su cara a cara con Pedro Sánchez.

No quiso referirse a los tres candidatos a la Moncloa que en la noche del martes se midieron con la vicepresidenta -Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos)- y se limitó a decir que "cada uno hizo lo que pudo".

Sí insistió en que la ganadora fue Sáenz de Santamaría. "Soraya se conoce muy bien los temas desde la cocina y ayer (por el lunes) quedó reflejado", señaló.

Y él, apuntó, va a hacer lo que "se ha hecho siempre", debatir con el líder de la oposición. "Nosotros tenemos un equipo y tenemos mucha gente; otros solo tienen a uno", recalcó el jefe del Ejecutivo, aludiendo implícitamente a Ciudadanos, partido que siempre define como de "una sola persona".

En este mismo acto, el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, contrapuso el modelo de la "eficacia, la responsabilidad y de las cosas bien hechas" que representa Rajoy a la "desidia, apatía, frustración y parálisis" del PSOE y la presidenta andaluza, Susana Díaz.

"Te voy a echar de menos", dijo Moreno a Rajoy al concluir su intervención en este último acto del presidente del Gobierno en Andalucía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine