El juez decreta el ingreso en prisión del detenido por el crimen de Marín

El juzgado le imputa un delito de homicidio e investiga una posible agresión sexual

30.12.2013 | 02:21
Miguel S.A., esposado, oculta su rostro al acceder a las dependencias judiciales. / s. álvarez
Miguel S.A., esposado, oculta su rostro al acceder a las dependencias judiciales. / s. álvarez

Admite que discutió con su mujer y que la empujó, pero no reconoció la autoría de su muerte

El juez de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Marín decretó ayer el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, de Miguel S.A., el hombre de 39 años detenido por la Policía Nacional como presunto autor de la muerte de su compañera sentimental María Isabel Pérez Fraga, cuyo cadáver fue hallado en su casa el jueves en medio de un charco de sangre.

El magistrado le imputa un presunto delito de homicidio, al tiempo que se investiga una supuesta agresión sexual ya que la mujer tenía la ropa interior bajada. En todo caso, esta segunda imputación está pendiente de que se practiquen diversas pruebas.

El detenido declaró durante unas tres horas ante el juez. En esta comparecencia no reconoció el crimen, según fuentes oficiales del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), pese a que el día anterior sí habría admitido la autoría ante la Policía. Pasadas las 14.00 horas, Miguel S.A. abandonaba el juzgado y era conducido a la prisión de A Lama, una medida solicitada por la Fiscalía por el "riesgo de fuga", mientras que la defensa se opuso.

Según explicó el fiscal tras la declaración, el acusado sí habría reconocido ante el juez que aquel día (posiblemente en la noche del 25) estuvo en casa de Isabel Pérez, con la que discutió y a la que propinó un empujón, si bien sin llegar a admitir que fuera el autor de su muerte, según indica el TSXG.

El cadáver de María Isabel Pérez Fraga, de 45 años, fue encontrado por su hermano en la mañana del día 26, después de que los vecinos del piso en el que vivía, en la marinense calle de Alcalde José del Río, alertasen de que la puerta estaba abierta.

La mujer estaba en un charco de sangre con un fuerte golpe en la cabeza que le provocó la fractura de varios huesos, así como contusiones en cuello y brazos. La autopsia confirmó que la muerta no fue accidental.

Las investigaciones se dirigieron hacia Miguel S.A, que mantenía una relación con la víctima desde hacía cuatro meses, aunque sin convivir bajo el mismo techo. Miguel S.A. detenido en la noche del viernes y al día siguiente se realizó un registro en su domicilio de Marín.

Su presencia en el edificio de la víctima ya había levantado sospechas en los últimos días entre los inquilinos, que incluso colocaron un cartel en el portal alertando de la presencia de "personas de fuera por las escaleras y los trasteros el fin de semana". El ahora encarcelado ya contaba con antecedentes policiales por violencia de género (relacionado con una pareja anterior) y por violencia doméstica pero no había denuncias al respecto por parte de María Isabel Pérez.

Miguel S.A. era natural de Xeve, en Pontevedra, pero residía en Marín, donde trabajaba en un taller de cantería del municipio, según personas que lo conocían. Estas fuentes explican que el hombre no fue a trabajar desde el jueves 26, cuando debía incorporarse tras la jornada festiva de Navidad.

Ese día fue cuando se descubrió el cadáver de la mujer, después de la discusión que el propio detenido admitió haber tenido con ella. La policía, que ya seguía la pista de Miguel S.A., interrogó a testigos, entre ellos el jefe del detenido.

El supuesto homicida cuenta con antecedentes por supuestos malos tratos a una pareja anterior y por violencia doméstica. Al respecto, personas que conocen a Miguel S.A. explicaron que estos últimos antecedentes podrían estar relacionados con supuestas agresiones a sus padres, actos por lo que incluso habría estado en prisión. También hacen referencia a sus problemas de alcoholismo.

Enlaces recomendados: Premios Cine