El fiscal no descarta un posible pacto entre hermanos para asesinar al holandés de Ourense

Su tesis principal en la acusación es que Julio R.G. encubrió al autor confeso del disparo

08.09.2017 | 00:50

Los miembros del jurado popular que resulte elegido para resolver el enigmático crimen del holandés de Petín (Ourense) deberán dilucidar hasta qué punto estuvo implicado en el suceso el hermano del autor confeso del disparo. Del veredicto dependerá, en caso de que sea de culpabilidad, que Julio R.G. vaya a la cárcel o no.

Su hermano Juan Carlos, que padece una leve discapacidad intelectual, reconoció que apretó el gatillo y está en prisión provisional desde noviembre de 2014, pero Julio ha permanecido en libertad todo este tiempo bajo la consideración de supuesto encubridor, un delito por el que podría librarse de la cárcel ya que la ley exime de condena a los familiares que ocultan los delitos de un pariente. En cuestión de semanas se fijará la fecha en la que ambos se sienten en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial para ser juzgados por la muerte del holandés Martin Verfondern, de 52 años, en noviembre de 2010.

Fue abatido de un disparo cuando regresaba a su casa en su Chevrolet Blazer. Ni el vehículo ni el cadáver fueron hallados hasta cuatro años después, en junio de 2014. Fueron localizados en una zona sin tránsito a 18,5 kilómetros de Santoalla. El todoterreno estaba oculto entre unos pinos y a 95 metros aparecieron los restos del cuerpo. Las averiguaciones posteriores señalaron a los dos hermanos, enemigos manifiestos del holandés, a quien la propia víctima había señalado en vida y de quienes siempre sospechó su viuda.

El fiscal que lleva el caso, Miguel Ángel Ruiz, ha introducido en su escrito de acusación las dos únicas opciones posibles que dibujarían el relato de lo sucedido aquel 19 de enero de 2010 en el que Martin Verfondern murió de un disparo de escopeta. Será el jurado en su veredicto el que determine si Juan Carlos G.R. actuó por su propia iniciativa contando a posteriori con el apoyo de su hermano para deshacerse del cadáver y ocultar el delito, o si fue el propio Julio el que ideó el plan y ambos pactaron acabar con la vida de Martin. El fiscal mantiene como tesis principal la primera, por la que solicita una pena de 17 años de prisión para Juan Carlos R.G.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine