Operación policial

Cae la principal red rumana de prostitución de la UE

Once personas han sido detenidas, siete de ellas en España - Uno de los arrestados es el líder de la red

19.12.2017 | 15:46
Cae la principal red rumana de prostitución de la UE

La Policía Nacional ha desarticulado la organización rumana más importante dedicada a la trata de mujeres para la prostitución que operaba en la Unión Europea, asentada en España, en una operación que se ha saldado con once detenidos, siete en territorio español y cuatro en Rumanía.

La organización se dedicaba también a la extorsión en España a empresarios y a delincuentes de origen rumano, informa la Dirección General de la Policía.

Se trata de un dispositivo simultáneo en varias ciudades españolas y rumanas en el que ha caído el presunto líder de la red, un rumano apodado "Becu", que se encuentra entre los cuatro arrestados en su país.

"Becu" colaboró con uno de los principales líderes de bandas de prostitución en España, el conocido como "Cabeza de Cerdo", que ya está en prisión, y ha terminado por encabezar la mafia rumana dedicada a estas actividades en territorio español.

En España se han practicado siete detenciones, de ellas tres en Madrid, dos en Marbella (Málaga) y dos en Oviedo, y han sido liberadas trece víctimas de la organización, que extendía sus actividades a Alemania, República Checa, Países Bajos y Rumanía.

Los agentes han intervenido en los doce registros practicados dos pistolas detonadoras, catanas, vehículos de alta gama y más de diez mil euros junto a numerosas anotaciones de pagos relacionados con la investigación, que ha sido realizada por agentes de las policías española y rumana y coordinada por Europol y Eurojust.

Los detenidos llevaban un alto nivel de vida, residían en chalés de lujo de Madrid, realizaban importantes desembolsos en fiestas privadas en las que consumían gran cantidad de alcohol y drogas y jugaban mucho dinero en juegos de azar.

"Becu" comenzó su carrera delictiva en el año 2000 en Rumanía y cuando este país se adhirió a la UE aprovechó para desplazarse con facilidad por el territorio europeo e inició la captación de mujeres de diversas localidades rumanas, a las que trasladó a la República Checa para ejercer la prostitución.

De este modo desbancó a otros grupos rivales de proxenetas y años más tarde se trasladó a España y comenzó a participar en las actividades de la organización de "Cabeza de Cerdo", que empleaba extrema violencia y se dedicaba principalmente al control de la prostitución en Madrid y en concreto en el polígono Marconi.

Tras la detención de "Cabeza de Cerdo", Dorel, su entonces mano derecha, heredó toda la estructura criminal y "Becu", que mantenía diferencias con él, se separó de la red.

Pero cuando Dorel murió "Becu" impuso su organización y monopolizó las actividades de esta mafia rumana en España.

Los agentes han identificado a varias víctimas a las que la organización ahora desarticulada obligaba a ejercer la prostitución en un polígono industrial de Fuenlabrada (Madrid), Ibiza y Asturias.

La organización llegó incluso a financiar operaciones estéticas de las mujeres para que generaran más beneficios y contaba con una estructura para que les pagaran semanalmente entre cien y trescientos euros por el uso de la vía pública a cambio de ofrecerles protección.

Esta tasa variaba según la edad, el físico de las chicas y el potencial que ellos consideraban que tenía cada una para generar ingresos, pero todas eran amenazadas para que acudieran más horas al polígono.

Otra de las prácticas de la red consistía en la extorsión a empresarios rumanos en España para que les pagaran por recibir una supuesta protección y "evitar problemas".

Entre sus víctimas se encuentran empresarios de la construcción, de clubes de alterne y de discotecas y también coaccionaban a delincuentes rumanos, principalmente dedicados a robos, para dejarles actuar en su zona de influencia.

En el caso de que alguno se negara a efectuar el pago actuaban "matones" de la red que dieron brutales palizas a varios de ellos.

En Rumanía contaban con diversas estructuras para el blanqueo de capitales que realizaban por medios de empresas controladas por la red y con la compra de propiedades y vehículos de alta gama, y llegaron a contar con la participación de un expolicía rumano para eludir controles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine