12 de mayo de 2018
12.05.2018

Un drama sobre el sida divide Cannes

12.05.2018 | 01:43
La actriz Julie Gayet, pareja del expresidente Hollande, ayer, en Cannes.

El realizador francés Christoph Honoré provocó ayer una fuerte división de opiniones en el Festival de Cannes con Plaire, aimer et courir vite, un drama sobre el sida y la homosexualidad en los años 90, aplaudido y rechazado a partes iguales. Calificada de "necesaria" y "profunda" o de "tediosa" y "complaciente", la película cuenta la relación entre un joven de 22 años y un escritor cercano a la cuarentena enfermo de sida y que ve cómo se aproxima el final de su vida. Una historia en la que, sin embargo, el drama del sida no es el asunto principal, según explicó Honoré, que señaló que su objetivo era explorar cómo nos sentimos un poco solos cuando perdemos a nuestros ídolos.

Con elementos autobiográficos -el realizador es original de Rennes, como el joven de la película, y también se trasladó a París persiguiendo sus sueños-, la narración transcurre a dos velocidades en la Francia de 1993. La del joven Arthur (Vincent Lacoste), cuya vida se acelera a medida que el filme avanza, y que se cruza con Jacques (Pierre Deladonchamps), que está en un momento de ralentización y de renuncia a todo.

También ayer la cineasta española Carla Simón fue premiada ayer en el festival con la recompensa Joven Talento por su película V erano 1993, ya galardonada el año pasado en este certamen y seleccionada por España para los Óscars 2018.

La actriz Salma Hayek eligió a esta joven cineasta por su primera película, un relato autobiográfico sobre una niña cuya madre fallece de sida y es trasladada al campo para vivir con sus tíos y dos primas.

La película filmada desde el punto de vista de la pequeña, de seis años, ha cosechado uno 30 premios en el mundo. Fue presentada en la Berlinale en 2017, donde se alzó principalmente con el galardón a la mejor ópera prima. Esta última recompensa es atribuida por el Festival de Cannes y el grupo de lujo Kering, presidido por François Henri-Pinault, esposo de Salma Hayek. Se enmarca en la iniciativa Women in motion y está dotado con 50.000 euros para apoyar su próxima película.

En un comunicado difundido por Kering, Simón agradeció el premio, asegurando que este apoyo financiero le permitirá "concentrarse por completo" en su próximo proyecto cinematográfico.

Por otro lado, el movimiento a favor de la mujer Time's Up llegará hoy al Festival de Cannes con un simbólico acto en el desfile por la alfombra roja, con las actrices Cate Blanchett y Agnès Varda leyendo un texto reivindicativo en inglés y francés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine