29 de junio de 2020
29.06.2020
La Opinión de A Coruña
Sostenibilidad

Endesa y Naturgy, las grandes empresas que más reducen sus emisiones de CO2 en 2019 en España

Según un informe, los datos de algunas compañías energéticas se pueden calificar de "históricos"

29.06.2020 | 16:00
Imagen de la fachada de la sede social de la empresa eléctrica Endesa, en Madrid.

Endesa junto con Naturgy fueron las dos grandes empresas que más redujeron en España sus emisiones de CO2 en 2019 respecto al año anterior, con porcentajes del 46 % y el 32 %, respectivamente, mientras Iberdrola fue la que más las aumentó (18 %), señala un informe del Observatorio de la Sostenibilidad.

Según el documento "Descarbonización 2020" publicado este lunes, España ha disminuido sus emisiones entre 2019 y 2018 un 13 % en el mercado de emisiones -que representa el 40 % del total en nuestro país-, mientras que en Europa el descenso fue del 10 por ciento.

Por empresas, las más contaminantes en 2019 fueron por este orden: Endesa, con 16,4 millones de toneladas de CO2; Repsol, con 12,3 millones; EDP, con 6,8 millones; Naturgy, con 6,2 millones; Arcelormittal y Cepsa, con 5,4 millones, ambas; Iberdrola, con 3,8 millones; FCC, con 3,6 millones; Vueling-Iberia 3,5 millones y Lafargeholcim, con 2,7 millones.

Los datos de algunas empresas del sector energético se pueden calificar de "históricos" en descarbonización, según el informe. De hecho, después de Endesa y Naturgy, la eléctrica EDP se sitúa en tercera posición en reducción de emisiones de CO2, con un descenso del 23%.

También ArcelorMittal y LafargeHolcim han disminuido sus emisiones un 9 % y 8 %, respectivamente.

Por el contrario, aumentaron sus emisiones entre 2018 y 2019 Iberdrola, con un 18 por ciento; las petroleras Cepsa y Repsol, con un 7 y un 13 por ciento, en cada caso; FCC, un 14, y Vueling-Iberia, ligeramente, con un 1 por ciento.

A escala europea, con información por instalaciones y sectores, Alemania supone un 23,57 % de las emisiones; Polonia, un 11,35 %; Italia, un 9,06 %; Gran Bretaña, un 8,19 %, y España, en quinto lugar, un 7,27 %.

El precio del mercado de CO2 se triplicó durante 2018 y se mantuvo en precios elevados en 2019, mientras que en 2020 cayó más de un 37 % con la COVID-19, por la fuerte disminución de emisiones, aunque se está recuperando. "Los expertos siguen señalando que son necesarios precios más elevados para avanzar hacia la descarbonización".

A nivel europeo, entre 1990 y 2018 redujeron sus emisiones el Reino Unido (41,7 %); Alemania (31,9 %); la UE en su conjunto (25,1 %); Bélgica (19 %); Francia (18,9 %); Italia (17,2 %), y Holanda (15,1 %); mientras que España, que empezó mas tarde su descarbonización, las aumentó en ese período un 15,5 %.

Los principales sectores contaminantes en España son la quema de combustibles (carbón, fuel y gas), con casi la mitad del total del mercado de emisiones, seguido del de producción de clinker y cemento (12 %), refino y sector petróleo (12 %), producción de arrabio o acero (6 %), sector aeronáutico (5 %), fabricación de cerámica (3 %), producción de productos químicos a granel (3 %), y un 12 % se corresponde con el apartado otros.

Como estos países ya llevan décadas hacia la descarbonización, según el informe, ahora España "deberá tomar medidas en mucho menos tiempo". En las emisiones del mercado de emisiones, España presenta valores intermedios de reducción de un 25 %, entre 2008 y 2019.

Desde el año 2000 se ha producido un desacoplamiento parcial entre las emisiones de CO2 y el PIB, habiendo aumentado este un 36 % mientras que las emisiones han caído el 19 %. En 2019, el aumento del PIB fue del 2,2% y la reducción de emisiones del un 5,8 %.

Según el informe, el seguimiento detallado de la descarbonización es clave para comprobar los resultados reales de las políticas implantadas por gobiernos y empresas, y tiene "profundas implicaciones" para los grupos inversores que así pueden evaluar el riesgo de sus inversiones.

También para mostrar a la sociedad si las empresas y sectores mas contaminantes están haciendo lo suficiente para cumplir los objetivos climáticos de mantener el aumento de la temperatura del planeta por debajo de 1,5 grados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook