Kiosco

La Opinión de A Coruña

Xuxán tiene 19 de sus 48 parcelas ocupadas tras una década de la primera solicitud de licencia

Presentado el estudio de detalle para un edificio junto a Matogrande | Seis inmuebles ya están terminados, otros tres en obras y diez más aún carecen de permiso para construir

Imagen virtual del edificio de Xuxán cuyo estudio de detalle se está tramitando.

La presentación del estudio de detalle para la ordenación de volúmenes en una parcela del polígono de Xuxán, el antiguo parque ofimático, hace que sean ya 19 las parcelas que tienen un destino entre las 48 que componen este barrio. De ellas, seis ya cuentan con un edificio construido, diez que todavía lo tienen en proyecto y en tres se desarrollan obras para su construcción. El número de viviendas disponibles es por ahora de 867, a las que habrá que sumar las en torno a 80 que se edificarán en la finca cuya ordenación se tramita ahora.

Hace ya diez años que la cooperativa A Carnocha solicitó la licencia municipal para levantar el que sería el primer inmueble de este polígono, que esperaba comenzar a levantar en el mismo 2012, aunque no recibió el permiso del Concello hasta mayo del año siguiente.

Más complicado fue el proceso para llegar a habitarlo, puesto que aunque el edificio estuvo terminado en junio de 2016, los propietarios de las viviendas no pudieron ocuparlas hasta febrero de 2019, cuando recibieron la última de las autorizaciones administrativas necesarias y después de que concluyeran las obras de urbanización imprescindibles y de que se efectuaran las conexiones a las redes de los servicios públicos.

El último proyecto inmobiliario planteado para Xuxán es el de un edificio con bajo y siete plantas promovido por la empresa Inversiones Parque Ofimático que se construirá en una de las tres parcelas que, aunque está separada del resto del polígono, urbanísticamente forma parte del mismo. De hecho, se encuentra enclavada en el barrio de Matogrande, junto a la rotonda de acceso a Xuxán pero separada del mismo por la vía del tren, mientras que por el lado contrario está delimitada por la carretera AC-10, que comunica el puerto con la avenida de A Pasaxe a través del túnel de Eirís.

A pesar de su proximidad al tendido ferroviario y al vial, la nueva construcción no afectará a ambas infraestructuras. La parcela tiene 2.001 metros cuadrados y una edificabilidad de 10.598, de los que 8.865 metros cuadrados serán residenciales y 1.733 comerciales, por lo que el número de viviendas se situará en torno a las ochenta.

Esta iniciativa será de vivienda libre, en claro contraste con las promovidas en el resto de Xuxán, donde predominan las cooperativas. Los primeros edificios levantados en el barrio fueron de ese tipo, ya que A Carnocha (25 viviendas), Cofuncovi (dos inmuebles con 73 y 69 viviendas), Eirís Ofimático (80 viviendas) y Parque Ofimático (76), fueron construidos mediante este sistema. A ellos se sumarán los ya previstos por Mirador de Matogrande (dos edificios de 90 pisos), Galivivienda (14), Xesta (dos con 32 cada uno).

Construcciones Juan Loureda (28 viviendas) es una de las dos promotoras con proyecto inmobiliario al margen de las cooperativas, mientras que el Concello ultima el proyecto para un edificio de 50 viviendas que forma parte del acuerdo alcanzado con el denunciante del inmueble que albergaba la antigua sede de Fenosa en la calle Fernando Macías.

La Xunta también cuenta con iniciativas en Xuxán, ya que está a punto de terminar un inmueble de 40 viviendas y prepara otro del mismo número, a los que se añadirá otro de 58 que fue anunciado por el presidente, Alberto Núñez Feijóo, la semana pasada.

El polígono dispone además de un edificio comercial, ocupado por un supermercado Lidl, al que debería haberse sumado otro del grupo Eroski en la parcela adjunta. Aunque el Gobierno gallego anunció al mismo tiempo la adjudicación de ambos terrenos, la segunda de esas firmas todavía no inició la construcción de sus instalaciones.

Xestur, empresa pública de la administración autonómica, es aún propietaria de cinco parcelas en Xuxán que suman 7.181,19 metros cuadrados y en las que se podrían construir 224 viviendas. El objetivo es que esos terrenos sean sacados a concurso este año, tras haber adjudicado otros tres en la última subasta efectuada.

Una de las parcelas que se incluirán en esa operación tiene 817 metros cuadrados y se subastó anteriormente por 996.902,95 euros. Otra, de 908,19 metros cuadrados y situada junto al núcleo de Eirís de Abaixo, tiene un precio menor debido a que cuenta con menos edificabilidad. Una tercera parcela ocupa 2.256 metros cuadrados y fue ofertada en el pasado por 2,6 millones de euros. Las dos últimas fincas suman en conjunto 1.600 metros cuadrados y están valoradas en 1,81 millones de euros.

La subasta fue retrasada por el inicio de la pandemia y problemas surgidos con la segunda fase de la urbanización del polígono ya solventados, lo que anima a la Xunta a poner en marcha la operación para adjudicar esas parcelas.

Compartir el artículo

stats