Kiosco

La Opinión de A Coruña

Vecinos denuncian que drogadictos ocupan galpones en ruinas de un patio de O Castrillón

Las construcciones se hallan rodeadas por una manzana de edificios y su propietaria solicitó hace meses el desalojo al juzgado | La parcela está invadida de maleza y residuos

Galpones del patio de manzana de O Castrillón que son frecuentados por drogadictos. | // VÍCTOR ECHAVE

La acumulación de suciedad y maleza, así como la presencia de personas que acuden a drogarse, en unos galpones en estado ruinoso situados en un patio de manzana de O Castrillón suscita la protesta de los vecinos de la zona, quienes denuncian inseguridad general a pesar de la presencia continua de agentes del Cuerpo Nacional de Policía. La propietaria de las construcciones presentó hace meses una denuncia en el juzgado solicitando el desalojo de los intrusos, pero por el momento no ha conseguido que se les obligue a abandonar las construcciones.

Fuentes municipales señalan que la Policía Nacional conoce el problema y que acude al lugar a petición de los vecinos, mientras que la Policía Local presta su colaboración cuando se le solicita, como en cualquier otra ocasión.

El patio de manzana se halla rodeado por los edificios de las calles José María Hernansáez, Oza dos Ríos, Ordes y Castrillón y está calificado urbanísticamente como espacio libre privado. Según los vecinos, la parcela en la que se encuentran las construcciones, de 354 metros cuadrados, estaba ocupada en régimen de usufructo por una persona a la que la promotora que levantó los edificios del entorno le permitió continuar allí. A su muerte, su sobrina heredó el terreno, que en la actualidad se encuentra en estado de abandono.

La asociación de vecinos Oza-Urbanización Soto presentó un escrito en el Concello el pasado día 20 solicitando la eliminación de la antigua vivienda existente en la parcela y de los galpones adjuntos y denunciando que el terreno está invadido de maleza y árboles, por lo que consideran que existe peligro de incendio por la proximidad de edificios de viviendas.

Robos y altercados

También señala el colectivo vecinal que el lugar se ha convertido en un vertedero de basuras que produce malos olores, además de la proliferación de ratas e insectos. Vecinos de los inmuebles que rodean el patio de manzana aseguran que se han producido robos en automóviles, se ha sorprendido a drogadictos inyectándose en los portales y que ha habido altercados entre ellos mismos.

Un funcionario del departamento municipal de Medio Ambiente acudió esta semana para inspeccionar el lugar, pero no pudo ver el interior de la parcela porque no encontró a ningún vecino que le permitiera observar la parcela desde su vivienda, según los residentes.

La presencia de los drogadictos hace que el patio de manzana, diseñado como un espacio libre ajardinado para los vecinos en el que anteriormente jugaban los niños, se halla en la actualidad vacío ante el temor a un encuentro con los ocupantes de los galpones. El Cuerpo Nacional de Policía realizó el pasado abril una intervención en la calle Travesía de la Cerca, a corta distancia de este lugar, en la que detuvo a tres personas como sospechosas de tráfico de drogas. Los agentes descubrieron en la vivienda abandonada que ocupaban diferentes cantidades de heroína, cocaína y hachís, así como una pistola y munición, un puño americano, una báscula de precisión y dinero en efectivo.

Esta operación fue desarrollada con la colaboración del otro colectivo vecinal del barrio, la asociación de O Castrillón-Urbanización Soto, que consideraba que este punto de venta estaba relacionado con el que se situaba en unas viviendas abandonadas de la calle José María Hernansáez.

Compartir el artículo

stats