Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Puerto de A Coruña: viento e hidrógeno para el futuro de punta Langosteira

A Coruña Green Port creará un centro de operaciones de energías renovables

Instalaciones proyectadas por A Coruña Green Port . La Opinión

La estrecha vinculación del puerto de A Coruña con el sector energético por la presencia en la ciudad de la refinería, así como el auge experimentado en los últimos años por las fuentes de energía renovables han favorecido la gestación del proyecto A Coruña Green Port, que se fija como objetivo que el puerto exterior sea un “referente en la energía nueva, limpia y verde”. La iniciativa surgió a través de las propuestas efectuadas por empresas de diferentes sectores a la Autoridad Portuaria, así como por el hecho de que la Unión Europea pone en marcha en la actualidad un nuevo modelo energético.

También contribuyó a fomentar el proyecto la fijación por Puertos del Estado de una línea estratégica para estas instalaciones que persigue que sean sostenibles desde el punto de vista ambiental y que favorezcan la generación de energía renovable. La finalidad es que punta Langosteira se transforme en un centro de operaciones (hub, en inglés) de energías renovables, en el que no solo se lleve a cabo su generación, sino también el transporte, el almacenamiento y el desarrollo industrial ligado a este sector.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, explicó el pasado miércoles en el foro Puertos, Green&Blue: A Coruña, retos y oportunidades para los puertos españoles, organizado por LA OPINIÓN y Prensa Ibérica, que el puerto exterior pretende ser la “palanca para la reactivación económica y la reindustrialización” de la provincia coruñesa tras el cierre de diferentes empresas y la transformación a la que se ven obligadas otras por el proceso de descarbonización puesto en marcha.

Las líneas estratégicas de A Coruña Green Port son la creación de un centro de operaciones para la construcción de aerogeneradores de eólica marina, la producción de hidrógeno que sería exportado desde Langosteira, la generación de energía renovable que sería consumida por el propio puerto, la digitalización y modernización de las operaciones portuarias, así como la producción en estos muelles de biofuel.

Uno de los proyectos a los que la Autoridad Portuaria concede mayor importancia es la producción de amoniaco en Langosteira, ya que este producto es imprescindible para el almacenamiento y el transporte del hidrógeno, un combustible de futuro para el sector marítimo y que se perfila como el sustituto del carbón en los países con dificultades para acceder a las energías renovables.

En la actualidad, Inditex prevé la instalación en Langosteira de tres aerogeneradores que proveerán de electricidad tanto a sus instalaciones como al puerto exterior. Enerfin, del grupo Elecnor, y Fisterra Energy, participada por el fondo de inversión estadounidense Blackstone, anunciaron ya la construcción de sendas plantas de hidrógeno en este mismo emplazamiento. Armonia Green Galicia, del grupo Ignis Energy Holdings, proyecta a su vez su propia instalación para producir amoniaco verde.

A estas iniciativas se suman el proyecto de eólica marina Nordés, con 80 molinos a 60 kilómetros de la costa y cuya conexión con la red eléctrica estaría en Sabón, y la plataforma de experimentación eólica promovida por Xunta, Puerto y Redeia a 10 kilómetros de Langosteira.

Compartir el artículo

stats