Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

“Me lo tomé muy en serio, para ganar hay que entrenar”

Judith Ínsua competirá en el concurso estatal de tiraje de cerveza el año que viene tras ganar a hosteleros de A Coruña y Lugo

5

Judith Ínsua, ganadora del Concurso de Tiraje de Cerveza de Estrella Galicia en el Forum Gastronómico de A Coruña Víctor Echave

Judith Ínsua viene de familia de bar, tanto sus abuelos como su madre han sido hosteleros “toda la vida” y, aunque ella empezó en este mundo para independizarse, reconoce que es un oficio que le gusta y le apasiona. Este lunes se impuso a otros 19 contrincantes de las provincias de A Coruña y Lugo en el Campeonato Estrella Galicia de Tiraje de Cerveza, que se celebró en el Fórum Gastronómico. Era la primera vez que se presentaba a un concurso de este tipo y su victoria le da el pase para participar en el torneo que se celebrará en Madrid el año que viene y que distinguirá al mejor tirador o tiradora de cerveza de España.

“Me lo tomé muy en serio. Si quieres ganar, tienes que entrenar, no vale solo con el trabajo que haces a diario. Hay que ir con base hostelera, con el reglamento estudiado”, relata Ínsua, que cada día se pone detrás de la barra del local Destapa Santa Clara, en Matogrande. Como si se tratase de una oposición o de un examen más que importante, Ínsua contó con la ayuda de un preparador, de Alberto Fuentes, que, además de ser uno de sus mejores amigos, ganó este mismo concurso en 2015 y la aconsejó para que pudiese seguir su camino.

Durante la competición no dejó que se le pasase por alto ningún detalle, desde que el posavasos estuviese bien colocado —con el logo mirando hacia el cliente— hasta que todas las cañas, tanto las que tiró con el grifo como las que sirvió en botella, estuviesen bien “coronadas”. El jurado, explica, también tuvo en cuenta prácticas como que tirase todas las cañas seguidas para que estuviesen bien igualadas y con su justa medida de espuma para que no rebosase la copa, pero que tampoco se desinfle como una nube antes de llegar a la mesa.

“Gracias al trabajo con Alberto pude ganar y espero ir a Madrid y ganar también”, dice decidida Ínsua, que ayer por la mañana estaba deseando abrir el bar” para poder compartir la experiencia con sus clientes y compañeros, que la han apoyado en este proyecto, algunos, incluso, yendo a verla competir en Expocoruña.

La parte de servir la cerveza de la botella en la copa fue una de las partes que más tuvo que practicar, porque no es un servicio que los clientes le pidan a diario. Mucha gente, incluso, prefiere beber directamente del botellín, así que, hay que entrenar mucho fuera de las horas de trabajo para que, en competición, la inclinación de la copa sea la justa para que la caña “quede bonita”.

Pero no solo cuenta la práctica, también la teoría y la cultura cervecera. A Ínsua, asegura, la traicionaron los nervios, que le hicieron fallar la primera pregunta y no quiere que le vuelva a pasar en Madrid, así que, le quedan por delante horas de estudio y entreno para poder imponerse a los otros 29 concursantes.

Ínsua, que competirá con productos de Estrella Galicia, destaca que, en esta ocasión, usó la copa de la Red Vintage, y que, al ser más ovalada que las normales, tiene que servir la cerveza más despacio y con más control para que no desborde. “Si no hubiese ganado, me hubiese presentado mil veces más”, confiesa Judith Ínsua, que asegura que sus inicios en la hostelería fueron “duros”, pero que, día a día se fue “formando” y aprendiendo hasta ser una “buena camarera de restaurante”.

Reconoce también que es un oficio sacrificado, así que, para disfrutarlo “tiene que gustar”, si no, es imposible. Sobre si estaría dispuesta a dar el paso a tener su propio bar en el futuro, Ínsua no lo tiene claro. “Es duro, lo veo a través de mi jefe, así que, de momento, yo creo que no”, zanja.

Compartir el artículo

stats