16 de mayo de 2012
16.05.2012

La literatura infantil y juvenil gallega esquiva la crisis y gana prestigio

El presidente del colectivo profesional explica que este tipo de publicaciones son las que "gozan de mejor salud" ya que suponen el 21,6% del total de los libros que se editan

17.03.2012 | 04:51

El libro infantil y juvenil es el que goza de mejor salud dentro del sector del libro en un contexto complicado para la edición, según Manuel Bragado, presidente de la Asociación Galega de Editores. La literatura infantil y juvenil en gallego representa el 21,6% del total de títulos que se publican anualmente en la comunidad y un 25% en el cómputo de ejemplares editados, mientras que en ventas alcanza el 30%, según los datos del colectivo de editores gallegos. "La literatura infantil y juvenil es la que mejor se está comportando en el entorno de crisis y su situación continúa siendo esperanzadora", asegura Bragado.

Según un estudio de la asociación realizado con datos del ISBN (Número Estándar Internacional de Libros) y del Comercio Interior del Libro, en 2010, último año del que se disponen cifras, se publicaron en Galicia 550 títulos de literatura infantil y juvenil, un 27,3% más que en 2009, año en que la edición sufrió una caída del 28,9% respecto al año anterior, que fue el de mayor producción, con 608 títulos editados. Las cifras demuestran una clara evolución al alza en el número de títulos en gallego editados desde 1991 en este sector, pasado de 139 a 550", detalla el representante de los editores, que destaca además que el 80% de las obras editadas son novedades.

El Anuario iberoamericano sobre el libro infantil y juvenil 2012 que publica SM también constata la salud de hierro del libro infantil y juvenil, que igualó en 2010 los ejemplares producidos en 2009, mostrando "mayor estabilidad y madurez en el ajuste entre la oferta y la demanda", concluye este estudio, que destaca también un repunte del catálogo de títulos vivos, con un crecimiento del 8,8% -en 2009 fue apenas del 0,8%-.

Pero la literatura infantil y juvenil gallega no solo se mantiene activa frente a la crisis, sino que gana prestigio fuera de las fronteras de la comunidad. Los títulos gallegos son ya incondicionales en la prestigiosa lista The White Ravens que edita la Biblioteca Juvenil Internacional de Múnich (Alemania) y que se presenta cada año en el marco de la Feria del Libro Infantil de Bolonia (Italia), que se celebrará del 19 y 22 de marzo. En el catálogo de The White Ravens 2012, entre los siete títulos publicados en España, figuran dos gallegos: Zimbo, editada en castellano y en gallego por la editorial OQO; y A viaxe de Olaf, de Kalandraka. El pasado año, otros dos libros gallegos, Contos para nenos que dormen deseguida, de Pinto & Chinto y editado por Kalandraka; y O pintor do sombreiro de malvas, de Marcos Calveiro e ilustrado por Ramón Trigo y editado por Xerais, entraron a formar parte de la prestigiosa lista.

"La literatura infantil y juvenil gallega comenzó un poco con la edición moderna y apenas tiene treinta años. Sin embargo, los premios importantes conseguidos por escritores como Agustín Fernández Paz o editoriales como Kalandraka y OQO han contribuido a crear un aura alrededor del sector muy importante", reconoce Bragado.

Precisamente los reconocimientos internaciones conseguidos el pasado año por la literatura infantil y juvenil es uno de los aspectos que destaca el Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2012 de la editorial SM, que dedica un importante apartado a la edición literaria en Galicia. El artículo destaca, además de la inclusión de O pintor do sombreiro de malvas y Contos para nenos que dormen deseguida en The White Ravens 2011, el VII Premio Iberoamericano SM concedido el pasado año a Agustín Fernández. Además, el escritor lucense afincado en Vigo será el primer escritor de la literatura gallega incluido en la antología Best European Fiction 2012 que edita Dalkey Press con uno de los relatos de su libro O único que queda é o amor y es el candidato español de la Organización Española para el Libro Infantil y Juvenil (OEPLI) para el Premio Andersen, que concede el IBBY (Organización Internacional para el Libro Juvenil) cada dos años como reconocimiento a una "contribución duradera a la literatura infantil y juvenil" de un escritor y de un ilustrador. Desde su constitución en 1956, solo un español, José María Sánchez-Silva, autor de Marcelino, pan y vino, ha obtenido este premio, en 1968.

Asimismo, dos libros gallegos estarán en la Lista de Honor de 2012 del IBBY: Chamádeme Simbad, de Francisco Castro, en la modalidad de escritores, y Kakfa e a boneca viaxeira, traducido por Carmen Torres, en la de traductores. Esta exclusiva selección de títulos se recoge en un folleto y en una exposición itinerante, que se presentan en el marco de los congresos bienales de la organización internacional. Pero además, otros dos creadores gallegos, Fina Casalderrey y Miguelanxo Prado optan al Astrid Lindgren que concede el Gobierno sueco. El anuario destaca también el importante números de premios de ámbito autonómico a la literatura infantil y juvenil, entre ellos el O Barco de Vapor y el Merlín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario