Kiosco

La Opinión de A Coruña

judo

El Miguelito, un clásico de ayer y hoy

Cuatro horas de exhibición en el Coliseum con 2.170 niños y 15.000 espectadores

25

El trofeo Miguelito reúne a más de 2.000 niños en A Coruña Víctor Echave

Hace 34 años que los escolares de A Coruña y sus alrededores primero, Galicia después y ya con el paso del tiempo de distintos puntos de España e incluso Portugal, tienen su cita anual con el Trofeo Miguelito. Pero el de ayer en cierto modo era como si fuese el primero. Porque la pandemia, cómo no, también pudo con este emblema del calendario deportivo de la ciudad. En 2020 se celebró online, un apaño para no perder la tradición.

El muñeco de Miguelito saluda a los más pequeños. | // CARLOS PARDELLAS

Y en 2021 regresó la presencialidad, pero con fuertes restricciones todavía y en unas fechas poco habituales, como en pleno invierno. Así que 2022 será recordado por ser en el que la competición de base por excelencia reconquistó su esencia. Unos 2.170 niños de 21 escuelas deportivas y 71 centros educativos pasaron a lo largo de la mañana (de 10.00 a 14.00 horas) por el Coliseum, repartidos en tres turnos, en cada uno de ellos, con veinte tatamis distribuidos por la superficie de la instalación, con 150 voluntarios y 15.000 espectadores en la grada. Un poder de convocatoria único.

Dos alumnos al terminar sus técnicas | // C. P.

Uno de los éxitos del Trofeo Miguelito en la educación deportiva de los más pequeños es que no compiten. No hay un vencedor y un vencido. Cada participante, de entre 4 y 11 años, solo se enfrenta a sí mismo, si acaso también al juez, al que tiene que demostrar sus técnicas y habilidades, que varían en función de la edad y el nivel de cada uno. Los que lloran, por miedo ante lo nuevo, los nerviosos que no paran quietos, los despistados, los que ya repiten y están más seguros... y se repiten año tras año las escenas de compañerismo, amistad y diversión que es lo que tiene que fomentar el deporte en estas edades. Y aunque no hay premios individuales, sí los hay a los centros que demostraron mayor calidad técnica colectiva durante el curso anterior. Por lo tanto, ayer el María Barbeito, el Wenceslao Fernández Flórez, el Novo Mesoiro, el Judo Club Coruña, el Rosalía de Castro y el EDM Ponteceso recibieron sus galardones correspondientes a 2021.

Exhibición de suelo. | // C. P.

Referente internacional

El Trofeo Miguelito se ha ganado a pulso ser un referente a nivel local, pero dado su éxito cada vez más son quienes copian el formato e intentan extrapolarlo a otras latitudes. Ayer eran los representantes de la federación de judo de la República Checa los que asistieron en persona a la competición para tomar nota de todo lo ocurrido y llevarlo a la práctica en su país. Pero en otras ediciones ya habían venido de Portugal, Francia, Italia e incluso Perú con las mismas intenciones. Pero el Miguelito, que nació en 1989 como homenaje a Miguel Ángel López Pérez, que perdió la vida con tan solo 19 años, también es esto: compartir, promocionar y dar visibilidad a los valores y beneficios de la práctica del judo en la formación integral de los niños.

Un participante hace una llave. | // C. P.

Dos niñas, durante su exhibición. | // CARLOS PARDELLAS

Las autoridades que asistieron al Miguelito. | // C. P

Los profesores, atentos a las evoluciones. | // C. P.

Compartir el artículo

stats