Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Fútbol - Deportivo

Dilema central para Óscar Cano

Recupera tras sanción a Lapeña, indiscutible hasta ahora, pero Jaime reapareció con nota ante el Sanse y mezcló bien con Martínez, que sigue creciendo a base de partidos

Pablo Martínez, en el aire, y Jaime Sánchez, a la derecha, el pasado sábado en Riazor. | // CARLOS PARDELLAS

Jaime Sánchez reapareció ante el Sanse con una destacada actuación después de haberse perdido las anteriores tres jornadas por lesión. No estaba siendo un inicio de temporada fácil para el andaluz, pero frente al conjunto madrileño derrochó personalidad para cumplir con nota en la faceta defensiva, muy concentrado todo el encuentro, y también aportando su granito de arena en ataque arrancando con el balón desde atrás y conduciéndolo con confianza y decisión para superar la primera línea de presión del rival. Notable actuación la de Jaime, que mezcló muy bien desde el flanco derecho de la zaga con el zurdo Pablo Martínez, también muy fiable y cada vez más en forma a base de acumular partidos. Óscar Cano celebra el rendimiento de su pareja de centrales, al tiempo que empieza a sopesar si les da continuidad el próximo sábado en Algeciras (17.00 horas) o bien opta por sentar a uno de los dos para encajar a Adrián Lapeña, que regresa tras sanción. El riojano fue titular en las nueve primeras jornadas hasta que la tarjeta roja que vio en Valdebebas le obligó a tener que ver desde la grada de Riazor el partido del pasado fin de semana.

Un dilema central para Óscar Cano, que tendrá que elegir entre tres teóricos candidatos para dos puestos, ya que el otro central de la primera plantilla, Borja Granero, sigue recuperándose de su lesión muscular y todavía no ha debutado en la presente temporada. Además de conseguir un triunfo necesario ante el Sanse, el Deportivo logró mantener su portería a cero por tercera vez en la temporada gracias a las paradas salvadoras de Ian Mackay, que mantuvo vivo al equipo con dos intervenciones de gran mérito antes del gol de Alberto Quiles, pero también a la solvencia defensiva de la escuadra coruñesa en la recta final del choque, sin apenas dar opciones al Sanse después del tanto del delantero andaluz.

Adrián Lapeña, que la semana pasada rebajó la intensidad de las tareas ejercitándose al margen del grupo debido a su baja competitiva por sanción, continuó ayer con entrenamiento personalizado en Abegondo, al igual que Granero. Fueron los únicos futbolistas fuera de la dinámica colectiva en el ensayo que Óscar Cano dirigió en la ciudad deportiva, muy suave para los que formaron de inicio contra el Sanse y mucho más exigente para el resto de futbolistas.

Compartir el artículo

stats