Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Dépor, ante su nueva realidad

El equipo blanquiazul, máximo favorito al ascenso directo al comienzo de la temporada, obligado a adaptarse a una situación inesperada en la que está cada vez más alejado de la primera posición

Gorka y Yeremay se lamentan tras una jugada en el partido ante la Cultural Leonesa en Riazor. | // VÍCTOR ECHAVE

El Deportivo se marchó el martes de Badajoz con la amenaza de alejarse un poco más del ascenso directo. Los resultados del miércoles acabaron por ampliar una diferencia que a estas alturas del campeonato empieza a parecer insalvable para el equipo que, una temporada más, partía como el máximo aspirante a finalizar la competición en la primera plaza. Los diez puntos de distancia con el Córdoba son el reflejo de una dinámica muy por debajo de las expectativas.

Descartado para el liderato antes del parón. El Deportivo se ha descolgado de la lucha por la primera posición antes de alcanzar el paréntesis navideño y con cuatro jornadas todavía por delante para el final de la primera vuelta. Demasiado pronto para el principal favorito y sin afianzarse ni siquiera en la zona de play off. El curso pasado el conjunto blanquiazul también tuvo que renunciar a pelear por el primer puesto con más antelación de la que le hubiera gustado, pero no con tanta antelación como en esta campaña. La temporada anterior la distancia con el Racing de Santander empezó a dispararse a comienzos del mes de marzo y alcanzó su punto culminante en la jornada 33, cuando llegó a los 13 puntos. El Deportivo, sin embargo, ya hacía tiempo que había olvidado el liderato para centrarse en asegurar una segunda plaza en serio peligro.

Presencia intermitente en el ‘play off’. El Deportivo está lejos del liderato, pero tampoco ha conseguido afianzarse entre los aspirantes a disputar la promoción de ascenso. Actualmente es quinto y ocupa la última plaza que da derecho a jugar el play off empatado a puntos con el Algeciras (26). De las 15 jornadas disputadas hasta ahora, los blanquiazules han ocupado una de las primeras cinco posiciones en nueve de ellas, pero ha tenido que convivir con la inestabilidad de la zona alta de la tabla. La distancia no solo es con la primera plaza, sino que la cuarta también la ve lejana el equipo de Óscar Cano. El Racing de Ferrol aventaja a los blanquiazules en cuatro puntos y visita el domingo Riazor. Otro tropiezo dejaría al Deportivo en una situación muy precaria y con sus aspiraciones en el campeonato demasiado tocadas a la espera de lo que ocurra en el mercado de invierno con una plantilla puesta en entredicho por su rendimiento.

Tres derrotas que han llegado antes. El tercer partido perdido del curso llegó esta temporada en el decimoquinto partido, seis antes que en la pasada. La derrota frente al Real Unión en Riazor el curso anterior marcó la inicio de la caída del conjunto de Borja Jiménez y su pérdida de prestaciones frente al empuje del Racing de Santander, al final el equipo que conseguiría el ascenso directo. Las dudas han llegado este año mucho antes, acompañadas por un cambio en el banquillo que no ha llegado acompañado de números mejores. Cano, por el momento mejora por poco las cifras del anterior técnico blanquiazul.

Antoñito: “No sé si estábamos más pendientes del partido de España que del nuestro”

Antoñito recomendó dejar a un lado la diferencia que existe con el liderato y centrarse en recuperar la imagen mostrada en las jornadas anteriores a la visita a Badajoz. “Ahora mismo la distancia es lo que marca el Córdoba. Vamos partido a partido. Hay que volver a esa imagen que dimos contra el Córdoba. Tenemos esa parte ya detectada, está metida en nuestro ADN la versión que ofrecimos, es una de las mejores y hay que mantenerla. Hay que borrar lo del martes y quedarse con las cosas buenas”, indicó el lateral derecho. El defensa reconoció la mala imagen mostrada en Badajoz y lo vinculó de manera sorprendente con el partido de la selección española ante Marruecos. “Ya supimos en el campo que no estábamos activados desde el primer momento. Fue un partido tonto. No sé si estábamos más pendientes del partido de España que del nuestro. No salimos con la intensidad que merecía y trascendía ese día. Es lo que dijo el entrenador. Hay que seguir trabajando más fuerte, estar activados y no darle más vueltas”, reflexionó Antoñito sobre el encuentro en el Nuevo Vivero.



Compartir el artículo

stats