Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El 40% de las firmas gallegas estima que 2023 será malo, pero solo el 6% cree que le afectará

Solo un 13% de las empresas de la comunidad prevé que su facturación disminuirá este año, según un estudio de BDO | El 87% considera que aumentarán sus ventas

Francisco Conde y Carmen Lence, en la presentación del informe de BDO. | // CARLOS PARDELLAS

“Nos ha invadido la incertidumbre y ha acabado calando el pesimismo. Nos dijeron que disfrutásemos del verano, porque después iba a llegar una gran crisis y pasó el verano y no ha pasado nada. Luego, que llegaría después de las navidades, y tampoco ha pasado nada. La Bolsa, que marca el futuro de la economía, está subiendo y está a punto de llegar a los 9.000 puntos. En Fitur decían que si 2022 había sido de récord, 2023 lo iba a ser más. A ver si nos estamos pasando de pesimistas. Hay riesgos, pero hay que gestionarlos”. Son palabras de Pelayo Novoa, socio de BDO, durante la presentación ayer en A Coruña de la sexta edición del informe Retos y perspectivas de inversión en Galicia para 2023, elaborado por esta firma global de servicios profesionales. Esta es la opinión de un experto, basada en datos. Porque la principal conclusión del estudio es que el 40% de las empresas gallegas considera que la situación económica en 2023 va a ser mala, pero cuando se le pregunta por cómo le repercutirá a su firma solo el 6% cree que le afectará. Es una paradoja que se repite en las encuestas del CIS de los últimos meses. En la última, la de diciembre, un 62,5% de los entrevistados aseguraba que su situación económica personal era buena, mientras que solo un 19,8% consideraba que la de España lo era.

Otra conclusión del estudio, que enlaza con esa paradoja de que la situación a nivel global es más complicada que a nivel personal o empresarial, es que pese a ese 40% de firmas gallegas que asegura que la situación de España va a ser mala este año o que incluso un 60% reconoce que va a entrar en recesión al encadenar dos trimestres consecutivos en negativo, hay un 87% que considera que en 2023 facturará más o se mantendrá estable. O dicho de otra forma, solo el 13% de las empresas de la comunidad prevé que sus ventas disminuirán durante este ejercicio.

Eso sí, la percepción del tejido empresarial gallego respecto a las perspectivas económicas de Galicia son más negativa que en ediciones anteriores del informe. Las principales razones son las disrupciones en la cadena de suministro, el alza de la inflación y de los tipos de interés, con el consiguiente encarecimiento del coste de la deuda y la dificultad de acceso a la financiación; el incremento del coste energético; la creciente tensión geopolítica y el reparto de los Fondos Next Generation, que no terminan de articularse. Según el estudio de BDO, la perturbación económica que más impacto ha tenido para el tejido empresarial gallego en 2022 ha sido la inflación.

Carmen Lence: “Vamos a crecer este año”

En la presentación del estudio elaborado por BDO, también estuvo presente Carmen Lence, presidenta del Grupo Lence. Lence reconoció que 2022 “fue muy complicado” para su empresa. “A partir de mediados de 2021 tuvimos muchos problemas y en 2022 dijimos ‘o subimos precios o cerramos la empresa”. Lence explicó que en el último año el precio de la leche en los supermercados ha pasado, de media, de 60 a 90 céntimos, lo que supone unos 19 euros de más al año. Por su parte, el precio de la leche que compran a los ganaderos ha pasado de 35 a 54 céntimos. Para este año, la responsable del Grupo Lence aseguró que van crecer. “Tenemos una perspectiva de crecimiento”, reconoció. “Una cosa es lo que ves en la prensa y otra lo que ves en la calle: la gente está gastando dinero”, concluyó.

Compartir el artículo

stats