13 de julio de 2020
13.07.2020
La Opinión de A Coruña

El BNG rompe su techo con 19 diputados

Pontón anuncia un "nuevo ciclo" para Galicia tras obtener más del triple de escaños que en 2016 - Promete a "nacionalistas y no nacionalistas" luchar por un futuro "de oportunidades"

13.07.2020 | 03:27
Pontón, centro arriba, aplaude tras conocer el resultado electoral. Abajo, Goretti Sanmartín, Camilo Nogueira y Suso de Toro.

En 1997, el BNG liderado por Xosé Manuel Beiras alcanzó los 18 diputados, superando al PSdeG como líder de la oposición a Fraga. Aquel año, una joven de Chorente (Sarria) acudía a Cuba para participar en el Festival Mundial de la Juventud con otros jóvenes que iniciaban su periplo político nacionalista como Martiño Noriega, Rubén Cela y Carlos Callón. Veintitrés años después, aquella mujer es una de las diputadas con más experiencia del Parlamento gallego y no solo lidera el Bloque, sino que bajo su mando la organización superó ayer el Everest conquistado por Beiras, al alcanzar los 19 diputados, sorpassando por amplio margen al PSdeG y resucitando a los suyos como una marca atractiva para el voto de izquierdas alternativo al PP, sea nacionalista o no.

El Parlamento gallego vivió ayer un episodio de Regreso al futuro, pues la tercera década del siglo XXI se iniciará con un hemiciclo de tres fuerzas clásicas, dejando atrás la fragmentación de los últimos años en la comunidad y en el Estado. Galicia siempre avanza cambios.

Pontón resumió la noche electoral con que se abre "un nuevo ciclo político" para el BNG, que deja atrás una travesía del desierto de 11 años, tras aquella noche de 2009 en que perdió un diputado y cayó el bipartito.

Tras la traumática asamblea de Amio de 2012 en que el Bloque se partió y sufrió la salida simbólica de Xosé Manuel Beiras, el declive nacionalista fue a la par que el aumento de la nueva política, de la izquierda rupturista, hoy desaparecida del Parlamento gallego.

A Pontón el resultado no solo la consolida, sino que la motiva, pues ayer reconoció que no desea quedarse en los 19 diputados. "No oculto que queríamos más. Hoy empieza una nueva etapa en nuestro país y empezamos a trabajar para que dentro de cuatro años el cambio sea posible y este país pueda tener una presidenta", declaró pasadas las 23.30 horas, para ajustarse al protocolo de ser la penúltima en intervenir, en orden inverso a los escaños obtenidos. Sus palabras, además, deslizaron su intención de repetir como candidata nacionalista a presidir la Xunta por tercera ocasión en 2024, cuando se cumplirán dos décadas de su debut parlamentario.

Los datos sirven de incentivo para esa meta, pese a la arrolladora mayoría del PP. En A Coruña, el Bloque logró 8 escaños (cinco más que en 2016); en Pontevedra, 6 (+4); en Lugo, 3 (+2); y en Ourense, 3 (+2).

"Queríamos subir a la cumbre de la montaña, no llegamos, pero estamos más cerca y vamos a seguir avanzando y escalando porque nuestro objetivo es construir una Galicia mejor con futuro y oportunidades. No vamos a dejar de perseguir ese sueño", prometió en un discurso durante el cual el equipo que la arropó, pero también los que se encontraban entre bambalinas, como el histórico Camilo Nogueira, recordó los años de despidos de trabajadores, de despecho al ver a antiguos compañeros triunfar a nivel municipal o estatal mientras ellos quedaban relegados a un papel secundario. "Fueron años muy duros", recordaba casi entre lágrimas Ana Miranda, eurodiputada nacionalista.

"Estos resultados marcan un nuevo ciclo político en este país. No fue fácil llegar. Hubo momentos muy complicados. Nadie podía predecir hace cuatro años que íbamos a ser la segunda fuerza política y tener opciones de llegar a la Presidencia de la Xunta dentro de cuatro años", recordó Pontón, la primera líder del BNG que, formando parte de la Unión do Povo Galego, la facción dominante siempre en el frentismo, mejora sus resultados electorales. También felicitó a Feijóo y le recordó su oferta de pacto para paliar las consecuencias de la crisis del Covid-19.

Pese a ello, la exitosa portavoz del Bloque demostró ser consciente del caudal de voto logrado de sectores que se oponen al PP sin necesidad de ser nacionalistas. "Somos conscientes de que tras este resultado está la ilusión y la esperanza de miles de personas que, se sientan o no nacionalistas, cogieron hoy la papeleta del BNG", indicó antes de dar su palabra a "los jóvenes" de que luchará por ofrecerles una Galicia "de oportunidades y futuro" .

También lanzó un aviso sobre su papel a nivel estatal, donde el BNG formó parte del bloque político que permitió la investidura de Pedro Sánchez (PSOE) como presidente del Gobierno. "El BNG va a tener como único objetivo la defensa de los objetivos de este país", resumió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook