Kiosco

La Opinión de A Coruña

Facenda destapa fraudes por 80 millones en sucesiones y transmisiones de inmuebles

Esta “recuperación” de fondos se produjo en 2021 tras detectar irregularidades en 22.930 expedientes de liquidación de impuestos presentados por los contribuyentes

La directora de la Atriga, María Victoria González, ayer, en el Parlamento. | // XOÁN ÁLVAREZ

Pese a las rebajas y bonificaciones en determinados impuestos de gestión autonómica, como el de Sucesiones y Donaciones —que solo se aplica a menos del 1% de la población—, la Xunta no deja de revisar las liquidaciones de los tributos, máxime cuando son los propios contribuyentes los que tienen que encargarse de su tramitación y del pago correspondiente. Pero esto también deja más margen para el fraude o irregularidades por diversos motivos. Así que Facenda inspecciona una ingente cantidad de autoliquidaciones, poniendo el foco en aquellas en las que aprecia discrepancias, incoherencias o indicios de incumplimientos significativos. Y el resultado en 2021 es que mediante estos controles se han “rescatado” para las arcas autonómicas 80 millones de euros que de otra forma no se recaudarían debido a la negligencia o picaresca de los contribuyentes para intentar pagar menos. La práctica totalidad de estos 80 millones corresponden a los tributos que gravan las herencias y las transmisiones de inmuebles.

Los datos figuran en la memoria de la Axencia Tributaria de Galicia (Atriga), cuya directora, María Victoria González, presentó ayer en comisión parlamentaria.

En total, los inspectores revisaron 481.146 autoliquidaciones y tuvieron que intervenir en 29.259 para reclamar al contribuyente una cantidad superior a la que pensaba abonar, lo que lleva a Facenda de destacar que el 94% de los gallegos “paga correctamente sus impuestos”.

¿Dónde se registra el mayor desfase? En el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Se comprobaron 155.701 expedientes, ya que todos los ciudadanos que hereden deben presentar la declaración del tributo aunque estén exentos de pagarlo (como les pasó a 125.971 gallegos) y se detectaron irregularidades en 6.864, que hubo que revisar al alza, lo que permitió recuperar 44,7 millones de euros, un importe un 40% superior al de 2020, cuyo resultado se vio alterado por las modificaciones de los plazos y trámites a causa de la pandemia.

La cifra del dinero recuperado es abultado porque los contribuyentes que sí están obligados a abonarlo reciben herencias muy cuantiosas, siempre por encima del millón de euros.

En cuanto el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados, aplicados a la compra de bienes inmuebles de segunda mano, se revisaron 159.916 autoliquidaciones y se corrigieron 16.066 que reportaron 32,5 millones de euros extra a las arcas.

El ITP también se aplica a la adquisición de vehículos usados. Su control permitió recuperar casi un millón de euros tras revisar al alza 5.807 expedientes. El resto de tributos controlados (Patrimonio, canon eólico, sobre el juego...) acabaron con otros 2 millones recaudados adicionalmente.

Ahorro

En su comparencia en el Parlamento, la directora de la Atriga puso el énfasis en que las exenciones fiscales que existen en Galicia para las herencias y las transmisiones patrimoniales supusieron en 2021 una bajada de la recaudación de 192 millones de euros para la Administración autonómica, de los que 154,6 correspondieron a sucesiones y 33,7 al ITP.

Además, casi 27.000 gallegos se beneficiaron del programa “Impostos cero no rural”, puesto en marcha en el año 2016 para buscar el asentamiento de población en núcleos rurales. Además, otras 17.183 personas recibieron rebajas por la bajada de tipos a la adquisición de vivienda habitual, a determinados colectivos sociales y a la compra inmobiliaria en parroquias consideradas como “poco pobladas”.

El turno de intervención de los grupos parlamentarios durante la comparecencia de la directora de la Atriga derivó un debate sobre el modelo fiscal de las comunidades, abierto tras la eliminación esta semana del Impuesto de Patrimonio y rebajas en el IRPF por parte de Andalucía y cuyo ejemplo ha seguido Murcia, ambas con gobiernos del PP.

La oposición —Begoña Rodríguez Rumbo (PSdeG) y Daniel Pérez (BNG)— coincidió en advertir que la eliminación de este impuesto en Galicia supondría una “merma muy importante” en los ingresos de la comunidad que repercutiría “sobre las rentas más bajas” al “afectar” a los servicios públicos.

Frente a ello, la diputada del PP Sandra Vázquez acusó a los socialistas de apostar por un modelo “recaudatorio” para “el bolsillo del Estado” que ha contrapuesto al del PP: “bajar impuestos, tener menos recaudación para el Estado y que los contribuyentes lo usen en lo que más lo necesiten”.

H La Atriga destaca que el 94% de los gallegos paga “correctamente” sus impuestos y que solo en el 6% hay irregularidades

1 El 94% de los gallegos “cumple”

H Los inspectores de la Atriga controlaron en total casi medio millón de autoliquidaciones y corrigieron 29.259

2 Revisión de 481.000 autoliquidaciones

Tres Apuntes

H Las rebajas fiscales y bonificaciones supusieron 192 millones menos de recaudación el pasado año para la Xunta

3 Rebajas fiscales por 192 millones

Compartir el artículo

stats