Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Xunta opone sus presupuestos “sostenibles” a la “improvisación” del Gobierno central

Alfonso Rueda, en el Parlamento. | // X. R.

Un día después de que el Gobierno central aprobase el proyecto de presupuestos para 2023, con un récord de gasto público y una reducción de las previsiones de crecimiento, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, siguió la senda crítica de su jefe de filas en el PP y antecesor, Alberto Núñez Feijóo. Lo hizo contraponiendo los “pactos nocturnos” y su “improvisación” a las cuentas gallegas, marcadas por la “sostenibilidad”.

“Los presupuestos [gallegos] tienen que ser sostenibles, no vale con cerrarlos a última hora, no vale aprobarlos para sostenerse en el Gobierno”, arremetió contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que necesitará numerosos apoyos para sacar adelante las cuentas, habida cuenta de que gobierna en minoría con sus socios de Unidas Podemos. El PP en Galicia no precisa pactos porque cuenta con mayoría absoluta desde 2009.

También avanzó Rueda que los presupuestos sociales volverán a crecer desde los 930 millones, “el doble” que durante el bipartito PSdeG- BNG (2005-09), según espetó al portavoz parlamentario socialista, Luis Álvarez. Este propuso al presidente de la Xunta “paralizar” la presentación de los presupuestos gallegos de 2023, a pesar de que la ley marca la obligación de entregarlos en la Cámara antes del 20 de octubre, para pactar medidas ante las urgencias sociales derivada de la crisis de precios.

El cara a cara parlamentario entre Rueda y la líder del BNG, Ana Pontón, estuvo marcado por los reproches sobre el accidente del Alvia en Angrois en 2013, junto minutos después de que comenzase el juicio con dos acusados en el banquillo: el maquinista y el responsable de seguridad de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) en aquella época.

Pontón abrió fuego al recordar el rechazo de PP y PSOE a abrir una comisión de investigación sobre el siniestro. “Política partidaria en Angrois es vetar una comisión de investigación, negarle a la sociedad gallega conocer la verdad”, censuró. Por su parte, Rueda replicó acusando a la nacionalista de usar el accidente para beneficiarse políticamente. “Queremos conocer la verdad”, sostuvo.

Su enfrentamiento prosiguió alrededor de la política de vivienda. Pontón denunció que solo se construyesen 40 pisos de promoción pública entre 2015 y 2020 y Rueda avanzó que se multiplicará por cinco en 2023 el presupuesto para adquirir una vivienda de protección autonómica nueva o rehabilitada.

Compartir el artículo

stats