Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Quemas y pastoreo contra las llamas

Galicia, con la colaboración de Navarra y Andalucía, impulsará modelos piloto de protección contra los incendios forestales en los próximos tres años

Caballos pastan en un monte. | // A. F.

Son desbrozadoras con cuatro patas de la naturaleza. Una veintena de burros recorren a diario 20 kilómetros en la Reserva de la Biosfera de Allariz y comen los arbustos que pueden arder en el monte bajo. La iniciativa fue impulsada por la Asociación Nacional para la Defensa, Recuperación y Estudio Terapéutico de la Raza Asnal, afincada en la localizado ourensana desde 2008. Países del entorno europeo recurren también al pastoreo y a las quemas controladas como medidas para prevenir la lacra de los incendios forestales. Esta es precisamente la iniciativa que se pondrá en marcha en los montes gallegos en los próximos tres años con un proyecto en el que participan la Asociación Forestal de Galicia y la Universidade de Santiago, junto con entidades de Navarra y Andalucía.

El proyecto, que cuenta con el aval de la Fundación Biodiversidad del Gobierno, impulsará planes pilotos en distintos ayuntamientos de la comunidad con el objetivo de innovar y modernizar la práctica combinada de quemas prescritas y pastoreo con ganado extensivo.

En aquellas zonas donde ya se aplica el llamado herbivorismo pírico se han podido comprobar sus beneficios en la generación de paisajes resilientes a un cambio global que ya genera temperaturas más altas, periodos de sequía prolongados e intensos y vegetación más seca. El cambio climático, unido al abandono de los usos tradicionales y el éxodo del rural, han incrementado la magnitud de los incendios en los últimos años que, aunque son menos por la concienciación y la prevención, son mucho más virulentos y devastadores.

Entre las iniciativas que se pondrán en marcha con este proyecto, figura la aplicación de “nuevas tecnologías como los cierres virtuales”. Con este sistema, se trata de controlar la ubicación del ganado a través de collares GPS que emiten señales de advertencia para los animales en el caso de que intenten salir de las coordenadas establecidas para el pastoreo. La Asociación Forestal de Galicia detalla que las experiencias y los planes piloto que se desarrollarán medirán el efecto de las quemas controladas, combinadas con pastoreo, sobre la recuperación de la vegetación y la evolución de los hábitats.

Como punto de interés del proyecto, el sector forestal destaca la valoración del impacto de las quemas controladas sobre arbolado que, a baja intensidad, pueda estar presente en las zonas de quemas controladas, con la finalidad de valorar la compatibilidad de esta práctica con la conservación del arbolado.

Los ensayos se llevarán a cabo tanto en Galicia como en las comunidades de Navarra y Andalucía. Los planes piloto y experiencias buscan servir de ejemplo en el agro sobre posibles modelos empresariales que contribuyan a crear paisajes resilientes.

Compartir el artículo

stats