Kiosco

La Opinión de A Coruña

TICs y Medievo: clases de premio

El colegio San Marcos de Abegondo, premio estatal por la aplicación de las tecnologías en la enseñanza, plantea este curso la Edad Media como hilo conductor transversal

Un niño del San Marcos, con un escornabot.

“Entendemos la tecnología no como algo de currículo que hay que enseñar, sino como un recurso que hay que usar. Tienes que enseñarles a usar la tecnología tanto para interpretar lo que ven como para crear contenido. Creo que fue la filosofía que usamos la que nos diferenció a la hora de conseguir el premio”, explica el coordinador de biblioteca y jefe de estudios del colegio San Marcos de Abegondo, Diego Agilda, sobre el premio del Ministerio de Educación en el Concurso Nacional de Buenas Prácticas Educativas en la categoría de Uso y Aplicación de las Tecnologías Aplicadas a la Educación. El colegio, uno de los cuatro galardonados de Galicia, recibió un reconocimiento público esta semana, en un acto con el delegado del Gobierno, José Miñones.

TICs y Medievo: clases de premio

Tan transversal como el uso de la tecnología al servicio de la enseñanza es el tema que el centro escoge cada curso para hilar las materias y enseñanzas. Si el pasado año escolar, cuyo trabajó ha premiado el Ministerio, los contenidos se enfocaban bajo el paraguas del proyecto “Dámoslle unha volta á terra?”, el “hilo conductor” este curso es la Edad Media, explica la directora del colegio, Gloria Rodríguez.

TICs y Medievo: clases de premio

“Si en Plástica hay que utilizar los colores primarios, pues este año los utilizamos para hacer escudos y blasones; en Carnavales vino un pregonero medieval a caballo para convocar a toda la gente de la zona a unas danzas medievales, que se hicieron el día de Carnaval, y cada curso fue disfrazado de algo relacionado con el tema: artesanos, leprosos, gente de la alta nobleza...”, explica la responsable del centro. “Vamos enfocando las actividades que queremos hacer al tema que estamos trabajando este año. Tratamos de que todo lo que hacemos vaya interconectado”, afirma la directora.

Alumnos del San Marcos, con castillos y coronas medievales, en Carnaval. La Opinión

El centro recibe el premio como un aval a su apuesta por el uso de las nuevas tecnologías en la enseñanza. “Fuimos centro experimental y asumimos retos con la implantación de programas como Abalar”, cuenta Agilda, quien apunta que ni él ni Rodríguez estaban todavía en el centro cuando comenzaron a llegar los ordenadores, que en el San Marcos “se usan desde Infantil”, señala el jefe de estudios.

“Después de tener que dar tantas explicaciones estos años, porque cuando haces algo diferente siempre tienes que dar más explicaciones que cuando sigues haciendo lo de siempre, este premio respalda que vamos por buen camino, respalda lo que estuvimos haciendo tanto tiempo”, manifiesta Agilda.

Directora y jefe de estudios apuntan a la coordinación como otra de las claves del éxito. “Cada equipo se reúne y luego los coordinadores de los equipos se reúnen, con la información previa o posterior, y en esa reunión de coordinadores se hila y se perfila todo. Eso da coherencia a las temáticas y como centro educativo, y no funcionar como islitas pequeñas que van aportando”, afirma Agilda. Los responsables avanzan que volverán a optar al premio, dotado con 10.000 euros.

Compartir el artículo

stats