Kiosco

La Opinión de A Coruña

Vecinos de Suevos, en Arteixo, urgen más seguridad en la travesía principal: “Esto es una aldea”

Reclaman medidas para que los vehículos reduzcan su velocidad a su paso por este núcleo rural, que carece de aceras y sufre un importante tránsito de camiones

Vecinos, ayer, se concentran en la travesía de Suevos. | // VÍCTOR ECHAVE

A apenas 500 metros de la localidad de Suevos, en Arteixo, se ejecutó una de las obras más complejas de todo el noroeste de España, el puerto exterior de Langosteira. Los vecinos de este pequeño núcleo rural, en cambio, no han logrado una actuación que es muchísimo más sencilla: la construcción de aceras en la carretera principal y la instalación de elementos que reduzcan la velocidad a la que circulan los vehículos, como pueden ser resaltos o badenes. Dicen sentirse cansados de esperar y amenazan con movilizaciones si nadie les escucha. “Esto es una aldea”, advierten. Y quieren que la travesía principal así lo refleje y se convierta en un lugar tranquilo por el que poder caminar, sin tener que estar pendientes del tráfico que transita por esta zona rural, entre el que se incluye una importante cantidad de camiones.

La asociación de vecinos San Gregorio de Suevos reclama mejoras urgentes en la seguridad de la carretera principal que atraviesa este pequeño núcleo rural, la DP-0503, que pertenece a la red viaria de la Diputación de A Coruña. El colectivo exige “medidas” para que los vehículos se vean obligados a reducir su velocidad a su paso por esta zona, ya que en la actualidad circulan demasiado rápido. Además, la entidad quiere que se construyan aceras. Ahora mismo solo hay espacio reservado para peatones en un tramo de 50 metros. “Es un gran problema de seguridad. Queremos que reduzcan la velocidad porque ha habido accidentes”, asegura la asociación de vecinos.

Este vial, que atraviesa el núcleo de Suevos, es estrecho (no llega a los siete metros), presenta varias curvas y es utilizado por bastantes camiones (tanto de la obra del poliducto como de industrias situadas en el polígono de Suevos). Estos tres factores provocan que haya muchos incidentes. Un camión y un coche en paralelo apenas tienen sitio para pasar. Y si coinciden dos vehículos pesados, la situación es todavía peor, ya que deben maniobrar para poder continuar su viaje.

Un portavoz de la entidad vecinal, Roberto Calvelo, explica que una persona que quiera salir con “un carrito de bebé” tiene que “ir por la carretera”, que carece de arcenes. “La gente tiene que ir asustada, va con miedo. Como no nos escuchen, estamos dispuestos a cortar la carretera lo que haga falta”, alerta este residente de Suevos. También relata que han solicitado al Gobierno provincial que ejecute mejoras en esta carretera.

Compartir el artículo

stats