Kiosco

La Opinión de A Coruña

El jardín de Inditex en Arteixo

La firma textil transforma dos solares industriales en zonas verdes, con más de 300 árboles

Una de las parcelas industriales situadas en Sabón que Inditex ha convertido en un jardín. | // LA OPINIÓN

Un paseo por los lindes de la sede central de Inditex en el polígono de Sabón, en Arteixo, permite contemplar una llamativa zona verde que la empresa ha creado en lo que anteriormente eran dos solares con naves industriales. La superficie de este jardín, que se sitúa al lado de la avenida de Fisterra, supera los 30.000 metros cuadrados y cuenta con más de 300 árboles, que están colocados perfectamente alineados en grandes hileras.

Este proyecto forma parte de la estrategia de acondicionamiento integral de los espacios exteriores que la multinacional textil puso en marcha en 2018 y que desarrolla poco a poco. Esta zona ajardinada se ha creado durante dos fases en dos terrenos que Inditex compró en los últimos años. En una primera acondicionó el solar en el que anteriormente estaba situada la nave de Emesa. Esta actuación se desarrolló en 2020, dentro de las obras para construir un aparcamiento cuya cubierta alberga placas fotovoltaicas destinadas a la producción de electricidad para las instalaciones de la empresa.

En una segunda fase, ejecutada en los últimos meses, la firma textil rehabilitó la parcela que albergó en el pasado la factoría de Gallega de Bebidas, Gabesa. Esta era la empresa más antigua que quedaba en activo en el parque empresarial, con más de medio siglo de historia. En febrero de este año Inditex procedió al derribo de las viejas instalaciones y posteriormente inició las tareas para plantar cerca de 150 árboles en la explanada que quedó tras la demolición. Estos trabajos para colocar estos ejemplares, que son de un tamaño considerable, fueron lentos, ya que se requirió de una grúa para levantarlos.

Zona verde de la sede de Inditex.

Compartir el artículo

stats