Kiosco

La Opinión de A Coruña

Castelo homenajea a la cantante Finita Gay

El festival que dirige Touriñán arranca el día 17 y contará con artistas como Sés, Guadi Galego, Xabier Díaz y Caamaño&Ameixeiras

Finita Gay en una actuación. | // CONSELLO DA CULTURA GALEGA

El escritor Manuel Rivas contó en un artículo que cuando se inauguró la estatua de María Pita en la plaza coruñesa el público le encontraba parecido con Finita Gay de joven. El escritor y cantante Xurxo Souto rescató su figura en 2014 al proponerla como icono del activismo LGTBI gallego y recordar que fue la reina de las fiestas de As Mariñas durante varios años. Ahora el VII Festival Castelo Conta (Culleredo), que dirige el popular Xosé Touriñán también homenajeará a esta empresaria, cantante y costurera reproduciendo su imagen en el centro social de la localidad de manos del artista Mon Devane, que acaba de ser también reconocido: su mural de Cambre fue elegido como el mejor del mundo del mes de julio por una plataforma especializada.

El Consello da Cultura Galega destaca la figura de Finita Gay (Culleredo 1928-Carral 1989), también conocida como A Martela por regentar en sus últimos años un café cantante con este nombre, que era el alcume de la casa donde nació en Castelo de Abaixo.

Finita aprendió el oficio de costurera de una vecina. Siendo casi una niña se subió al palco de las fiestas parroquiales como espontánea cuando tocaba la orquesta Mallo. Su voz gustó tanto que con 16 años ya se hizo cantante acompañando a grupos por la comarca. Fue una de las primeras mujeres animadoras, una pionera. Cantaba y tenía carisma para llevar el show sobre el escenario en los años de posguerra. Formó parte de la orquesta Os Guiliades, entre otras.

Finita quedó embarazada de un hombre que no quiso casarse y al convertirse en madre soltera en aquellos años se marchó a Venezuela, a donde llevó el pequeño años más tarde. Actuó en orquestas como la Billo’s Caracas Boys y fue anfitriona de grupos gallegos como Os Satélites. Al poco tiempo en Caracas se casó con un italiano (con el que tuvo otro hijo) que no quería que cantase, así que se dedicó a la costura, se hizo patronista. Los fines de semana acudía al Centro Gallego de Caracas para la música y tomó clases de órgano y acordeón.

En la década de 1980, tras enviudar, decidió regresar a Galicia y se instaló en Carral, donde alquiló el antiguo cine Tabeaio. Lo abrió en 1984 como el café cantante A Martela. Tenía entonces algo más de cincuenta años. Gay actuaba sola o con otros artistas y se confeccionaba su propia ropa. Cantaba rancheras, corridos, pasodobles, copla y canción gallega, aunque también componía temas propios. En febrero de 1989 falleció en Carral aunque se enterró en Castelo. Vio cumplido su deseo de cantar hasta el día de su muerte. Su mural se inaugurará el día 23.

Castelo Conta, festival centrado en la comedia, la tradición oral y la cultura rural, se retoma tras la pandemia y se celebrará del 33 al 28 de este mes. Incluirá espectáculos de humor, teatro, actividades para los niños y actuaciones de artistas como Sés, Guadi Galego, Xabier Díaz, Moura, Xurxo Fernandes, Caamaño&Ameixeiras y Russinha, entre otros.

Compartir el artículo

stats