02 de octubre de 2019
02.10.2019
La Opinión de A Coruña
Desde los cantones

Otrosí digo

01.10.2019 | 20:34
Otrosí digo

Hace menos de un mes, al referirnos a los Presupuestos municipales como la carta magna que debe regir al Gobierno local, advertimos que, en ocasiones, se convierte en un chicle que se estira o encoge al antojo del equipo gobernante. Y el presagio acaba de confirmarse. El pretexto esgrimido es hacer frente a la renta social, "porque la exigua cantidad existente en Caja solo alcanzaría para este mes". Curiosa previsión del anterior "gobierno del cambio", "rebelde" o de "progreso", cuya preocupación social, se observa, solo era un postulado. Seguramente habrá más modificaciones, al amparo de las "políticas alternativas" o "contabilidad creativa", que siempre sangran nuestros bolsillos. Según las disculpas de los anteriores, "es uno de los precios a pagar por el bloqueo de los presupuestos de este año", (como diría un argentino "a cantarle a Gardel"), que Marea responsabiliza al PP y al PSOE. Lo evidente, los tiempos lo confirman, a las organizaciones políticas de izquierdas no les va la aritmética, son negados para la contabilidad. El cambio efectuado en los Presupuestos, si bien no modifica el balance total, rebajará los programas de participación, igualdad y servicios sociales, así como la dotación para estudios del área de Urbanismo. El concejal de Hacienda ha facilitado una espesa sopa de cifras, momento de recortar, con la misma soltura que lo hacía Cagliostro, aquel aventurero siciliano del siglo XVIII, a la hora de promocionar sus elixires de amor y de larga vida. La modificación presupuestaria municipal así presentada puede inscribirse en un sumando más de la picaresca "sostenible", incluso para quienes, seguramente, se sentirán incómodos al margen de las normas éticas y estéticas que adornan una administración rigurosa y eficiente. Cambiar la carta magna a menos de un mes de entrar en vigencia, es demasiado.

Se anuncian nuevas rutas como presagio de la potenciación del aeropuerto coruñés. El anuncio no pasa de ser una pretensión pero la experiencia con AENA suscita muchas suspicacias, como lo evidencia la "ampliación" de la pista que se ha completado. Los nuevos polígonos periféricos de Morás y de Amazon exigen unos estándares de operatividad en la zona aeroportuaria que deben mejorarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook