24 de enero de 2020
24.01.2020
Ourense

Inteligencia artificial sí, pero cuidado

23.01.2020 | 20:20

Siempre me verán a favor del progreso, siempre que conlleve una mejora de las condiciones de la vida de las personas. Así mismo estoy de acuerdo en que no se le pueden poner puertas al campo, pero sí delimitar el uso del campo.

Mucho se habla de la inteligencia artificial, robótica, etc. Es el tema de moda. Este saber ofrece enormes posibilidades para mejorar el bienestar de la gente. Pero también puede mandar al pozo de la marginación y la pobreza a millones de personas.

Qué bueno que se aplique en la atención sanitaria, en la seguridad, etc. Pero qué malo que se aplique simplemente para eliminar trabajadores, con el fin de que las grandes empresas y corporaciones obtengan más beneficios.

Deberíamos preguntarnos cuál es el beneficio que un ciudadano normal obtiene si en el supermercado ya no hay cajeras o si en los restaurantes y bares ya no hay camareros.

Nos dirán que el producto es más barato. Que a nadie le quepa la menor duda que a corto plazo eso será falso. La realidad será que esas empresas simplemente ganarán más. Eso será de momento, ya que todos esos nuevos pobres que irán al paro apenas tendrán capacidad de consumo, con lo que la mayoría de pequeños negocios cerrarán.

También nos lanzarán otro argumento. Se destruyen unos puestos de trabajo, pero se crean otros. Igualmente falso. Por cada puesto que se crea se destruyen al menos cien. ¿Cuántas personas de su entorno conocen que cuando las manden al paro, se van a convertir en diseñadores de robots o creadores de nuevas aplicaciones informáticas o algo por el estilo?

Lo de delimitar el uso del campo significa: Hagan más seguros los aviones, pero con dos pilotos. Hagan más seguros los autobuses, pero con conductor. Aumenten la seguridad alimentaria, pero con cajeras en los supermercados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook