Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Inma Sust

Lobi contra la ‘ley trans’

Nunca he entendido a las personas que van en contra de los derechos adquiridos, que ayudan a mejorar nuestra sociedad. Derechos que pueden o no usarse, pero que está muy bien tenerlos. Como votar, abortar o divorciarse. Siempre que se aprueba una ley que nos beneficia, sale la persona antiderechos que se posiciona en contra. Ahora mismo, este tipo de persona está en contra de la nueva ley trans, que no hay manera de que se apruebe. Podemos pensar que se trata de personas incultas o de ultraderecha y, aunque generalmente es así, se está construyendo un lobi muy potente anti-trans, que actúa en política, en medios y redes sociales, llenándolo todo de fake news y haciendo mucho daño. Personas cultas que parece que les ofende terriblemente que una persona pueda ir voluntariamente al registro civil a cambiar de género. Personas que se sienten incómodas si no leen a los hombres físicamente como hombres o a las mujeres como mujeres. Personas tremendamente contradictorias.

Por una parte, desearían que todos los trans tuvieran la imagen de lo que ellos consideran que debe ser una mujer o un hombre pero, por otra, no consideran ni a las mujeres trans, mujeres ni a los hombres trans, hombres. Lo curioso es que la nueva ley trans saca presión a las personas trans, dejándolas cambiar de género sin necesidad de cambiar de sexo. Que, si quieren operarse y hormonarse que lo hagan, pero que tomen la decisión desde el deseo y no desde el miedo a ser rechazadas. Pero eso tampoco gusta al lobi tránsfobo. Si la causa es superficial, como operarse las tetas por estética o hacerse una rinoplastia, les parece bien, pero si la causa es profunda y de género, les parece fatal. ¡Basta ya de meterse en la vida de los demás! Toda esta gente que sale ahora a poner en duda esta ley, médicos, políticos, psicólogos, alguna escritora con muchos seguidores en redes, forman parte de un lobi tránsfobo muy peligroso que tiene como objetivo bloquear la ley. Si les hacemos caso y damos por válidos sus violentos argumentos, estamos perdidos. Esa gente que, para poner un ejemplo, consideran que Carla Antonelli no es una mujer. O espabilamos o lo conseguirán.

Compartir el artículo

stats