Cada vez son más las personas que buscan introducir a las rutinas diarias unos hábitos de vida saludables y los cambios en la alimentación son el primer paso. Empezar a comer de una forma sana y con productos naturales no siempre es sencillos y parece que hacerlo en el desayuno cuesta todavía un poco más. Las prisas mañaneras y la cantidad de ultra procesados que están a nuestro alcance en el supermercado nos llevan a veces a descuidar la primera comida del día pero no te engañes, empezar el día con un desayuno sano es posible y bien sencillo.

La norma que imponen todos los nutricionistas a quién quiere perder peso es que el desayuno sea saciante ya que así evitarás caer en antojos a media mañana. Segundo y más importante, renuncia a las galletas, los bollos y la comida poco sana. Empieza a desayunar lácteos, pan, cereales, avena y fruta. También son buenos los huevos. Por si necesitas alguna idea, aquí tienes cinco desayunos diferentes, sanos y ricos:

Porridge de avena con manzana

Porridge de avena

Se trata de un plato muy saciante por lo que consumirlo en el desayuno puede ayudar a controlar las ingestas posteriores de la jornada.

Elaboración: Pon los copos de avena en un cazo y cubre con la leche hasta que los copos bailen un poco. Ve calentando poco a poco (en una cazo o en el microondas) hasta conseguir la textura deseada y mientras tanto ve cortando la manzana. Puedes optar por poner la manzana al natural o si lo prefieres puede asarla poniéndola en un bol con un poquito de agua. Tapa el bol con film y hazle uno agujeros con ayuda de un cuchillo. Mete el bol en el microondas unos 5 minutos. Sirve el porridge en un bol y cuando esté la manzana ponla por encima. Si te gusta, siempre puedes echarle un poco de canela por encima para terminar de endulzar.

Tostadas de centeno con salmón ahumando, queso de untar y aguacate

Idea de desayuno saludable

El salmón es rico en proteínas y grasas poliinsaturadas. Estos nutrientes ayudan a mejorar los ciclos de sueño.

Tortitas de avena con plátano, almendras y miel

Tortitas de avena con plátano, almendras y miel

Este desayuno además de ser saludable, te aporta tanto hidratos de carbono complejos como simples, esenciales para aguantar una buena sesión de entrenamiento.

Elaboración: Mezcla en un bol claras de huevo batidas, harina de avena y un poco de canela. Bate todo bien hasta que quede un aspecto homogéneo y ponlo en una sartén a calentar con un poquito de mantequilla. Añade en la sartén unas 3 cucharadas de la mezcla formando un círculo y dales la vuelta con una espátula. Pela y corta en láminas el plátano y añade una cucharadita de miel por encima. Otra opción puede ser añadir un poco de canela o cacao desgrasado.

Tostada integral con hummus, tomate y jamón serrano

Tostada integral con hummus y jamón serrano

No es necesario renunciar a aquello que nos gusta para disfrutar de un desayuno rico y sano. Podemos seguir empleando el pan y el jamón. Además, en este caso, añadimos hummus, una buena opción para aumentar el consumo de hierro entre comidas.

Pudding de chía con kéfir, mango y coco rallado

Pudding de chía con kéfir, mango y coco rallado

Te puede interesar:

Las semillas de chía son una excelente fuente de grasas saludables tipo omega-3, proteínas vegetales y fibra. 

Elaboración: Mezcla en un recipiente con tapa el kéfir y las semillas de chía y déjalo reposar 15 minutos a temperatura ambiente. Remueve y ponlo en la nevera 45 minutos si quieres que esté fresquito. Para montar los vasitos pon una base de mango troceado en el fondo, el pudding de chía y cubre con un poco más de mango troceado. Por último, añade el coco rallado por encima y listo para disfrutar.