Aunque cada vez se impone más el body positive y la aceptación de nuestros cuerpos tal y como son, las dietas, recetas y ejercicios para bajar de peso siguen estando entre los temas más buscados: adelgazar es una preocupación para una gran mayoría de personas. El último hito para eliminar esos kilos de más es un polvo orgánico que, sumado a otras prácticas, ayuda a adelgazar.

El polvo orgánico para adelgazar del que todo el mundo está hablando no es ni más ni menos que el té matcha: un potente antioxidante oriental que cada vez incorporan más personas a su rutina diaria.

Lo que convierte al té matcha en algo radicalmente distinto a cualquier otra infusión es que, a diferencia de la mayoría, no se prepara a partir de hojas, sino polvo. Las hojas del té matcha se cosechan a mano y después se trituran para ser convertidas en un polvo rico en minerales.

El proceso para convertir la hoja del té matcha en este polvo orgánico tan eficiente para adelgazar comienza por cocerlas al vapor para evitar su oxidación: así se mantienen intactas sus propiedades. Finalmente, se dejan secar y se muelen en molinos de piedra.

Té matcha Andrey Maslakov

¿Por qué ayuda el té matcha a adelgazar?

Para adelgazar es imprescindible hacer dos cosas: ejercicio y dieta. Con dieta no nos referimos a un menú restrictivo, sino a una rutina saludable de alimentación que sigua el esquema mediterráneo (mínimos ultra procesados y azúcares y todas las verduras y legumbres posibles).

Con estas dos prácticas en marcha, podemos empezar a pensar otras alternativas que nos ayuden a conseguir la figura que deseamos más rápido: estás incluyen las operaciones mayores, los tratamientos menores, las cremas adelgazantes o las infusiones.

El polvo orgánico para adelgazar es una de estas opciones que pueden ayudarnos a conseguir resultados más rápido: gracias la riqueza de catequinas y su acción antioxidante, el té matcha activa el metabolismo e incrementa el gasto calórico del cuerpo.

Otros beneficios de beber té matcha

Además de las propiedades adelgazantes, el té matcha es rico en vitaminas del grupo B como polifenoles y betacarotenos; ayuda a drenar y desintoxicar el organismo; a proteger el hígado, reforzar el sistema inmunitario y controlar el azúcar y colesterol en sangre.

¿Cómo incluir el té matcha en la dieta?

La forma más común de preparar este polvo orgánico para adelgazar es con una infusión: hay que hervir el agua y dejar que baje hasta los 80 grados (no más) y después añadirlo al preparado. No es necesario añadir ningún edulcorante.

Pero, además de en té, este polvo también se puede introducir en la cocina para preparar recetas: se puede añadir a la leche caliente, a la avena o a los helados e incluso a las sopas.