03 de noviembre de 2010
03.11.2010
La Opinión de A Coruña

La 'epidemia' silenciosa

Alrededor del 5% de los gallegos padece fibromialgia, una enfermedad que causa dolores persistentes, falta de concentración y fatiga extrema, pero que todavía no se incluye en las valoraciones de discapacidad

03.11.2010 | 01:00

Dolor persistente, dificultades para dormir, fatiga extrema, problemas de concentración e, incluso, incontinencia urinaria son sólo algunos de los síntomas que sufren, a diario, los pacientes con fibromialgia. Alrededor de 150.000 gallegos padecen esa 'epidemia' silenciosa, y lo hacen frente a la incomprensión de las Administraciones e, incluso, de los propios médicos. "Muchos facultativos, antes de darnos la baja laboral, nos acusan de no querer trabajar o sugieren que padecemos una patología de tipo psiquiátrico", denuncian los afectados, al tiempo que reclaman que se cree en Galicia "al menos una unidad específica" para su tratamiento

"Un día estás bien y, al siguiente, no te puedes casi ni mover". Esta frase, pronunciada por la presidenta de la Asociación Coruñesa de Fibromialgia y Fatiga Crónica (Acofifa), Soledad Morales, define a la perfección el particular vía crucis al que se enfrentan, en silencio, casi día tras día, los enfermos de fibromialgia. En España se cuentan por cientos de miles y, en el mundo, por decenas de millones. En Galicia, se estima que el 5% de la población (alrededor de 150.000 ciudadanos) padece esa dolencia, cuyos síntomas van desde el dolor persistente, la fatiga extrema y la rigidez muscular, hasta dificultades para dormir, cefaleas y problemas de memoria.

"La fibromialgia es una patología muy incapacitante, a veces te encuentras tan mal que no tienes fuerza ni para levantarte de la cama", explica la presidenta de Acofifa, quien reconoce que, uno de los mayores impedimentos a los que se enfrentan los pacientes con esta dolencia es la falta de comprensión. "Nuestro mayor problema es la incomprensión, tanto de los médicos como de las Administraciones, que no quieren oír hablar de nuestra enfermedad", destaca.

Soledad Morales lamenta, además, que muchos facultativos "desconocen" los síntomas de la fibromialgia. "Antes de darnos la incapacidad laboral, nos acusan de no querer trabajar o sugieren que padecemos una patología de tipo psiquiátrico", señala.

Precisamente, para luchar contra esa falta de conocimiento y tratar de dar visibilidad a la enfermedad, Acofifa organizó en A Coruña, el pasado mes de octubre, un foro de pacientes y enfermos, que contó con la colaboración de destacados especialistas de talla internacional. "El objetivo del foro, en el que participaron expertos de todo el mundo como el director del departamento de Reumatología del Instituto Nacional de Cardiología de México, Manuel Martínez-Lavín, o el médico estadounidense Jon Russell, no fue otro más que recibir información sobre las últimas investigaciones que se están llevando a cabo sobre la dolencia. También aprovechamos la ocasión para realizar la anual de la Red Europea de Asociaciones de Fibromialgia (ENFA), organización que ha conseguido que el Parlamento Europeo aprobase una resolución reconociendo la fibromialgia como enfermedad, algo que ya había sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS)", subraya Morales.

Al margen de esos pequeños avances, la presidenta de Acofifa explica que, entre las principales demandas de la asociación, figura la necesidad de poner en marcha, en Galicia, una unidad específica de tratamiento de enfermos con fibromialgia, similar a las que ya existen en otras comunidades autónomas como Cataluña o Andalucía. "En la actualidad, no hay un seguimiento de la enfermedad. Ante los primeros síntomas, vas al médico de cabecera, éste te hace unos análisis y, cuando sospecha que puede ser fibromialgia, te deriva al reumatólogo quien, tras diagnosticarte la enfermedad, te vuelve a derivar a Atención Primaria", lamenta Soledad Morales.

Por si todo esto fuera poco, un estudio encargado por ENFA señala que, de cada cien españoles con fibromialgia, tres pierden su puesto de trabajo. Una tasa que, según advierte el propio informe, es la más alta de Europa. "El porcentaje de pacientes con fibromialgia o fatiga crónica que pierden su puesto de trabajo es muy elevado, porque estos enfermos cogen bastantes bajas. Los brotes pueden durar una o varias semanas, y los empresarios no entienden a qué se debe, por falta de información e interés", lamenta la presidenta de Acofifa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.