09 de febrero de 2015
09.02.2015

Miles de personas 'sacan la lengua fuera' para frenar el retroceso del gallego

Los manifestantes, convocados por Queremos Galego, culpan a la Xunta de la pérdida de gallego-hablantes - Reclaman más presencia del idioma en la enseñanza

09.02.2015 | 00:52
Miles de personas ´sacan la lengua fuera´ para frenar el retroceso del gallego

Con la lengua fuera miles de personas -la organización calcula 25.000 y el Concello, 10.000- sacaron ayer músculo en Santiago para reivindicar el gallego y atacar las políticas lingüísticas de la Xunta que, según denunciaron, son las responsables del desgaste que sufre este idioma. La manifestación, convocada por la plataforma Queremos Galego, recorrió las calles de la capital gallega y abarrotó la Praza da Quintana, que se quedó pequeña para acoger a numerosos manifestantes, que bajo el lema Polas fillas dos nosos fillos queremos galego, defendieron un mayor uso de esta lengua en la enseñanza, las empresas y la administración.

Fueron los últimos datos del Instituto Galego de Estatística que revelaron que el número de niños que hablan gallego se desplomó un 37% en una década los que agitaron de nuevo las aguas del idioma y terminaron por sacar ayer a la calle a miles de personas cargadas con banderas, gaitas, tambores y pancartas reivindicativas en una jornada festiva en la que hubo música, humor y hasta degustación de lengua transformada en gominolas.

La intención de los millares de personas que recorrieron las calles del centro de Santiago era reclamar "futuro" para el gallego y para ello convirtieron en protagonistas a los más jóvenes. Así encabezaron la manifestación un grupo de ocho niños portando una pancarta con la leyenda Por nós. En segunda línea caminaron personajes del mundo de la cultura, entre ellos Margarita Ledo, miembro de la Real Academia Galega (RAG), institución que la semana pasada hizo pública una declaración institucional muy dura contra la Xunta en la que reclamaba la derogación del decreto del gallego.

Los políticos en esta movilización cedieron el protagonismo y se mantuvieron en segundo plano. Los más visibles fueron los del BNG, entre ellos el portavoz nacional del Bloque, Xavier Vence, y el responsable del grupo parlamentario, Francisco Jorquera, aunque también acudieron otros exdirigentes nacionalistas como Francisco Rodríguez o Anxo Quintana.

Poco a poco los manifestantes fueron entrando en la Quintana donde la actriz Isabel Risco y el humorista Xosé Lois O Carrabouxo encendieron los ánimos de la multitud con proclamas contra el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al que le cayeron descalificativos como "vende patrias" o "mamón". "Porque es un mamífero", matizaron al instante. Los manifestantes quisieron además hacer visible su reivindicación del gallego sacando la lengua durante veinte segundos, al tiempo que se hacían selfies. "A ver si somos linguintopics", dijo Xosé Lois.

Los niños tomaron la palabra para criticar a la Xunta "por su desprecio de la lengua", denunciar que "a muchos les impiden la escolarización en gallego" y exigir "compromisos reales" del Gobierno gallego a favor del idioma. Tras un rap reivindicativo, el dúo Mofa e Befa emuló los programas televisivos de cocina con una receta de "lengua estofada a la moda de San Caetano" que después repartieron entre los asistentes convertida en gominolas.

El portavoz de la plataforma Queremos Galego y presidente de A Mesa pola Normalización Lingüística, Marcos Maceiras, cerró la manifestación reclamando a la Xunta "la plena reposición y restauración del gallego". "Queremos revertir el proceso de sustitución de esta lengua", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.