11 de marzo de 2018
11.03.2018

El mayor control dispara un 60% los casos de absentismo grave en aulas gallegas

376 expedientes a alumnos por faltar sin motivo al menos dos días en un mes, límite fijado en 2014

11.03.2018 | 18:11
Niños a la entrada de un centro escolar.

La Consellería de Educación estableció en 2014 el primer protocolo para controlar el absentismo escolar en todos los colegios e institutos de Galicia fijando la ausencia a clase sin justificación durante el 10% del horario lectivo mensual -el equivalente a dos días completos- como motivo de alerta roja y apertura de un expediente por absentismo grave. Desde entonces, estos episodios se han disparado un 60%, gracias al control generalizado en las aulas gallegas aplicando los mismos baremos y siguiendo los mismos pasos. Hace cuatro años -curso 2014-15- se investigaron 234 casos en 192 concellos, mientras que el curso pasado la cifra alcanzó los 376. En 2015-2016 se registraron 318.

El incremento de estos casos es atribuido por el departamento de Román Rodríguez al protocolo puesto en marcha hace cuatro años, es decir, no a que se produzca más absentismo grave, sino que se vigila mejor. "Los centros [educativos] disponen de unas pautas específicas a seguir en cada caso, lo que permite un control riguroso del absentismo que antes no existía", exponen desde la Consellería de Educación.

A pesar de que los expedientes se han disparado en tres cursos a una media de casi quince más al mes, la cifra apenas representa el 1,16% del alumnado en Galicia.

Educación evita ofrecer un perfil de los casos de ausencias prolongadas a las clases obligatorias -desde los 6 hasta los 16 años-. Cada caso es un mundo, con sus propias circunstancias y matices y con la necesidad de extremar el cuidado al tratarse de menores.

Aun así, los padres o tutores se exponen incluso a ser juzgados si no ponen coto a las ausencias habituales a la cita diaria con los pupitres. El protocolo educativo establece varias etapas antes de llegar al extremo de derivar el expediente a la Fiscalía de Menores.

El profesor comunicará las faltas a clase a los familiares en los cinco primeros días del mes siguiente, información que ahora también se ofrece a través del programa Abalar. Si esas ausencias superan la barrera del 10% del horario lectivo -dos jornadas completas- se inicia la apertura de un expediente por absentismo grave. El jefe de estudios del centro convoca a una reunión a los padres o tutores. Si se soluciona el problema -existe explicación para la ausencia, por ejemplo, o se descarta incurrir de nuevo en las ausencias-, se paraliza el expediente, situación que se produce en la mayoría de las ocasiones.

En caso de no "reconducir la situación", según el protocolo de Educación, se comunicará el conflicto a la Inspección Educativa y también puede intervenir el servicio de Menores de la Consellería de Política Social. En último caso, ante desamparo del menor, falta de recursos o problemas de drogas, por ejemplo, la Xunta deriva el expediente a la Fiscalía de Menores, que decide cómo intervenir. Hace cuatro años, denunció a una madre de Vigo, por ejemplo, por las ausencias reiteradas a clase de su hijo sin que tuviesen justificación. Precisamente en el curso 2014-15, 94 de los 234 abiertos fueron derivados al ámbito judicial.

Fuentes de la Consellería de Educación destacan que la lucha contra el absentismo es una de sus líneas de actuación prioritarias y que durante el curso 2015-16 las ausencias de alumnos en las aulas de la comunidad se redujeron en más de un 20% en casi siete de cada diez centros de Educación Secundaria y en el 40% de los de Educación Infantil y Primaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Enlaces recomendados: Premios Cine