17 de marzo de 2019
17.03.2019

Científicos de siete países piden paralizar la edición genética en embriones humanos

Los especialistas reclaman una moratoria hasta que un marco internacional regule estas prácticas y exigen una normativa "estricta"

17.03.2019 | 02:27
He Jiankui.

Un grupo de 18 científicos procedentes de siete países entre los que se encuentra Emmanuelle Charpentier, premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica, han suscrito una carta, publicada en la revista científica Nature, en la que reclaman que se detenga, a nivel global, la edición de genes de óvulos humanos, espermatozoides o embriones. Una prohibición que se debería mantener, a juicio de los firmantes, hasta que se acuerde un marco internacional que regule estas prácticas.

"Pedimos una moratoria global en todos los usos clínicos de la edición de la línea germinal humana, es decir, el cambio de ADN hereditario (en espermatozoides, óvulos o embriones) para crear niños genéticamente modificados", comienza la carta, en la que los científicos precisan que no se persigue una prohibición definitiva de estas prácticas, sino una moratoria por un tiempo indeterminado. "Para empezar, debe haber un período fijo durante el cual no se permiten usos clínicos de la edición de la línea germinal. Además de permitir discusiones sobre los problemas técnicos, científicos, médicos, sociales, éticos y morales que deben considerarse antes de que se permita la edición de la línea germinal, este período brindaría tiempo para establecer un marco internacional", sostienen los científicos.

"Para ser claros", continúan los 18 científicos que firman la carta, "nuestra propuesta de moratoria no se aplica a la edición de la línea germinal para usos de investigación, siempre que estos estudios no impliquen la transferencia de un embrión al útero de una persona. Tampoco se aplica a la edición del genoma en células somáticas (no reproductivas) humanas para tratar enfermedades, para las cuales los pacientes pueden proporcionar un consentimiento informado y las modificaciones del ADN no son hereditarias".

Según reconocen los científicos que firman la carta, el detonante de su petición es el experimento del biofísico chino He Jiankui, que el pasado noviembre reveló que había editado genéticamente, usando la técnica CRISPR-Cas9 (conocida como el "copia y pega" genético), los embriones de al menos dos bebés. Su objetivo, según aseguró el biofísico chino, era hacer a los bebés inmunes al virus del sida, del que su padre era portador.

Las revelaciones de Jiankui fueron recibidas con estupor por la comunidad científica internacional, lo que llevó a las autoridades chinas a iniciar una investigación. El biofísico está desde entonces en paradero desconocido, aunque se cree que permanece bajo arresto domiciliario en la localidad de Shenzhen, en cuya universidad investigaba.

Después de que Jiankui anunciase su experimento, Emmanuelle Charpentier, que obtuvo el premio Princesa de Asturias junto a Jennifer Doudna por desarrollar, precisamente, la técnica Crispr-Cas9, había criticado duramente a Jiankui, en unas declaraciones a La Nueva España, del mismo grupo editorial de LA OPINIÓN: "He Jiankui ha sobrepasado una línea roja", señaló la bioquímica, quien ya entonces se mostró a favor de "una regulación estricta en la investigación en células embrionarias humanas", pero en contra de usar su técnica "para la mejora humana". "Estamos en una etapa muy temprana de entendimiento de toda las implicaciones de la edición de genes en células humanas", reflexionó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.