21 de noviembre de 2020
21.11.2020
La Opinión de A Coruña

La Xunta endurece las restricciones en A Laracha y Vilalba y las rebaja en O Carballiño

El concello ourensano marca el ritmo de la 'desescalada' gallega: reabre su hostelería y se podrán llevar a cabo reuniones de hasta 6 personas

21.11.2020 | 01:24
La Xunta endurece las restricciones en A Laracha y Vilalba y las rebaja en O Carballiño

El concello ourensano de O Carballiño será el primer ayuntamiento gallego en el que se suavizan las restricciones, que se endurecerán a partir de la medianoche de este sábado en la localidad coruñesa de A Laracha y en Vilalba (Lugo), que pasan a formar parte de los municipios con el grado máximo de medidas restrictivas para combatir el avance de la pandemia. Así lo acordó el subcomité clínico de expertos en su reunión de ayer, en la que decidió que O Carballiño rebaje el nivel de restricciones y pase al segundo escalafón, con lo que se permitirá la entrada y salida del término municipal y la reapertura, con limitaciones, de los negocios de hostelería. También se podrán hacer reuniones de hasta 6 personas.

Por contra, A Laracha y Vilalba se sumarán en las próximas horas al resto de 67 municipios gallegos en nivel 1 de restricciones. El municipio coruñés se incorporará al cierre perimetral que impera en la comarca de Bergantiños desde el pasado fin de semana y que afecta a los ayuntamientos de Cabana de Bergantiños, Carballo, Coristanco, Laxe, Malpica de Bergantiños y Ponteceso. De hecho, A Laracha era el único municipio que había quedado fuera del cierre de toda la comarca de Bergantiños.

También pasa al nivel 1 de restricciones el ayuntamiento lugués de Vilalba, uno de las localidades de la provincia donde la evolución epidemiológica estaba siendo observada con detenimiento por parte de Sanidade, que opta por mantener el mismo nivel de medidas en Chantada y Sarria. Asimismo, el subcomité clínico reforzará el seguimiento en las localidades de Ribeira y A Rúa, que, por el momento, continuarán con el mismo nivel de restricciones, es decir, el nivel 2.

Así las cosas, O Carballiño se convierte en el primer municipio gallego que baja del nivel 1. A mediados de octubre, la localidad ourensana fue pionera en el paquete de medidas que después fueron llevadas a más de 60 municipios.

Señalado como "modelo" de las restricciones por parte de la Xunta, el propio conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, había apuntado en los últimos días la posibilidad de que O Carballiño abandonase el grado máximo de restricciones. La decisión se debe a la evolución positiva en el plano epidemiológico, pero también a otros factores, como que se trate de un ayuntamiento "aislado" en un área con poca incidencia. Las medidas quedarán recogidas en el Diario Oficial de Galicia (DOG) y serán efectivas a partir de las 00.00 horas del sábado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.