FÁRMACOLOGÍA

Llega a España el primer fármaco contra los sofocos y los sudores nocturnos de la menopausia

Hasta el 80% de las mujeres en la etapa de la menopausia experimentan síntomas vasomotores (SVM), tales como sofocos y sudores nocturnos

Desarrollan un nuevo fármaco no hormonal que reduce los sofocos de la menopausia.

Desarrollan un nuevo fármaco no hormonal que reduce los sofocos de la menopausia.

El impacto de la menopausia en la calidad de vida de las mujeres ha sido durante mucho tiempo un campo de batalla médico en busca de soluciones efectivas y seguras.

Ahora, se abren nuevas esperanzas con la llegada de VeozaTM (fezolinetant) a España, un tratamiento farmacológico no hormonal para los síntomas vasomotores (SVM) asociados a la menopausia.

Los síntomas vasomotores: una realidad para el 80% de las mujeres

Hasta el 80% de las mujeres que atraviesan la menopausia experimentan síntomas vasomotores, como los temidos sofocos y los sudores nocturnos. Estos síntomas, derivados de un desequilibrio en el hipotálamo debido a la disminución de los niveles de estrógeno, pueden afectar profundamente la vida diaria de las mujeres.

La duración de cada episodio de sofocos puede ir de uno a cinco minutos.

Los sofocos son el síntoma de menopausia que más condiciona el día a día de las mujeres.

Los sofocos son el síntoma de menopausia que más condiciona el día a día de las mujeres. / Calm senior female with relaxed expression

De media, las mujeres españolas pueden experimentar SVM de intensidad moderada durante unos 4,5 años, aunque la prevalencia máxima de este fenómeno se produce en los dos primeros años tras la última menstruación. Algunos factores que pueden prolongar su duración son, entre otros:

Tal es el impacto de los SVM que su frecuencia y gravedad pueden utilizarse para la predicción de futuros problemas de salud crónicos, como enfermedades cardiovasculares, osteoporosis o problemas de memoria.

Dentro del 80% de mujeres que sufren dichos síntomas:

  • Un 25% los manifiesta en intensidad moderada o severa.
  • Alrededor del 10% señala que estos síntomas interfieren en su vida cotidiana.

Fezolinetant: una luz para dichos síntomas

Este fármaco, antagonista selectivo del receptor de la neuroquinina 3 (NK3), ofrece esperanza para las mujeres que enfrentan los molestos síntomas de la menopausia. Actua en el centro termorregulador del hipotálamo y bloquea la unión de la neuroquinina B a las neuronas KNDy, con lo que consigue restablecer el equilibrio termorregulador y reducir la frecuencia y la intensidad de los sofocos y los sudores nocturnos.

Cómo reducir los molestos sofocos de la menopausia durante el verano

Alrededor del 80% de las mujeres sufren síntomas vasomotores con la menopausia / Archivo

"Este nuevo fármaco viene a completar el arsenal terapéutico frente a los sofocos de la menopausia, un síntoma ante el que muchas mujeres suelen resignarse. Aporta una alternativa para quienes no quieran o no puedan utilizar tratamientos hormonales", destaca la doctora María Fasero, portavoz de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).

Eficiencia y seguridad

Los resultados del programa clínico BRIGHT SKY, respaldado por más de 3.000 mujeres participantes, han confirmado la eficacia, seguridad y tolerabilidad de fezolinetant. Además, el ensayo clínico de fase 3b DAYLIGHT ha revelado una reducción estadísticamente significativa en la frecuencia de los síntomas vasomotores desde la primera semana de tratamiento, con efectos que perduran hasta la semana 24.

"Fezolinetant es una muestra del compromiso de Astellas por convertir la ciencia innovadora en valor para los pacientes. Es un orgullo para nuestra compañía ofrecer una opción no hormonal, la primera de su clase, a quienes experimentan tales síntomas, para valorarla junto a su médico", explica Paloma Anguita, directora médica de Astellas Pharma España.

La menopausia implica múltiples cambios físicos, relacionales, pero también anímicos.

La menopausia implica múltiples cambios físicos, relacionales, pero también anímicos. / FREEPIK

Los sofocos y los sudores nocturnos no son solo molestias físicas; representan una carga significativa en la calidad de vida de las mujeres. "Los sofocos de moderados a graves pueden condicionar enormemente la calidad de vida de las mujeres con menopausia", detalla el doctor Santiago Palacios, director del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Algunas de las circunstancias en las que pueden afectar dichos síntomas son:

  • Estado de ánimo
  • Relaciones personales
  • Vida laboral
  • Concentración
  • Actividades sociales
  • Cuidado personal

Con Fezolinetant, España da la bienvenida a una nueva era en el manejo de los síntomas vasomotores de la menopausia. Representa una esperanza renovada para las mujeres que luchan contra los desafíos físicos y emocionales de esta etapa.