Kiosco

La Opinión de A Coruña

Médica adjunta del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de A Coruña (Chuac)

María Cordido, médica de Urgencias en A Coruña: “Vemos ya casos de alcoholismo en pacientes de 25 a 30 años”

“Se ha normalizado que los menores beban alcohol pero no están preparados para hacerlo. Desconocen qué efecto les va a causar y, cuando este se produce, es demasiado tarde”

La doctora María Cordido. L. O.

Galicia batió un lamentable récord en 2021, el de menores que tuvieron que recibir asistencia por parte de los servicios sanitarios del 061 por excederse con el alcohol. Según datos de la Consellería de Sanidade, publicados en este diario, el año pasado Urxencias del 061 se movilizó para atender 568 intoxicaciones etílicas agudas en jóvenes que aún no habían cumplido los 18, un número superior al de 2019, antes de la pandemia de SARS-CoV-2, cuando ya se había alcanzado un tope (557 casos) desde que, en marzo de 2011, entró en vigor la ley con la que la comunidad gallega intentó cercenar de raíz cualquier consumo antes de la mayoría de edad, incluso de vino y cerveza, hasta entonces admitidos. Si se suman este tipo de actuaciones del 061 en menores desde 2011, rozan casi las cinco mil. “Se ha normalizado que los menores beban alcohol pero no están preparados para hacerlo. Desconocen qué efecto les va a causar y, cuando este se produce, es demasiado tarde”, advierte la doctora María Cordido, médica adjunta de las Urgencias del Hospital Universitario de A Coruña (Chuac), quien asegura que, debido a ese inicio temprano en el hábito de beber y emborracharse, en su Servicio hospitalario están viendo ya casos de “alcoholismo” en jóvenes “de entre 25 y 30 años”.

¿Han notado en las Urgencias del Hospital Universitario un aumento de las atenciones por intoxicaciones etílicas en menores a raíz de la pandemia de SARS-CoV-2?

En las Urgencias hospitalarias hemos percibido un incremento de todas las patologías, y también de las intoxicaciones etílicas, tanto en los menores de la franja de edad que atendemos en nuestro centro [de 16 a 18 años], como en adultos. Al inicio de la emergencia sanitaria, notamos una clara disminución de la demanda asistencial, no obstante, a posteriori se ha disparado todo mucho. Con respecto a las intoxicaciones etílicas en menores, su incidencia aumenta aún más en determinadas fechas, como al término del curso académico y de los exámenes de la selectividad o en ciertas festividades, como la noche de San Juan, que se celebra hoy.

¿Qué riesgos inmediatos conlleva el consumo de alcohol por parte de menores?

Los menores se inician en el consumo de alcohol a edades muy tempranas, ingieren grandes cantidades e incluso mezclan diferentes tipos de bebidas alcohólicas y, como no saben el efecto que les va a causar, cuando este se produce es demasiado tarde. En las Urgencias hospitalarias la patología vinculada al consumo de alcohol que vemos con más frecuencia en menores es la intoxicación etílica grave.

¿En qué se diferencia este cuadro del coma etílico?

El coma etílico es la definición de una disminución del estado de conciencia. El último estadio dentro de la intoxicación etílica aguda, en cuyo caso la conciencia ya está alterada también. El coma etílico puede requerir la intubación y, por tanto, el ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

La intoxicación etílica aguda puede traer consigo otros 'daños colaterales', por así decirlo.

Efectivamente, el problema de una intoxicación etílica aguda es que, aparte de producir una alteración del comportamiento, genera que la persona afectada no sea dueña de sus actos, y esto puede acarrear, por ejemplo, caídas, que a su vez pueden desembocar en traumatismos craneoencefálicos, incluso graves, o a otro nivel. Y no solo eso. Además del consumo de alcohol, es frecuente que, en los casos que nos llegan a las Urgencias hospitalarias, los pacientes hayan consumido otros tóxicos, como cannabis u otro tipo de drogas. Nuestra sociedad es cada vez más permisiva y se ha asumido que los menores queden en parques, plazas o viviendas para beber alcohol, como si fuese algo normal, cuando no están preparados para hacerlo.

¿Qué efectos están viendo ya a medio y largo plazo?

El hecho de que cada vez se empiece a beber antes está provocando que ese problema agudo se tienda a cronificar. En nuestro Servicio de Urgencias vemos a pacientes de entre 25 y 30 años que ya son consumidores crónicos de alcohol, es decir, que sufren alcoholismo. En los menores se ve como algo más social pero, con el paso de los años, algunos de esos jóvenes que se iniciaron de forma tan temprana en el mal hábito de beber y emborracharse se convierten en consumidores crónicos.

“El lunes volvimos a batir récord histórico de asistencias; pedimos 'sentidiño’ en esta noche de San Juan”

“En las Urgencias hospitalarias estamos viviendo una situación crítica en cuanto a la demanda asistencial. Este pasado lunes volvimos a batir nuestro récord histórico de atenciones, con un total de 487, y la cifra no para de crecer cada semana. Por eso pedimos a los coruñeses que tengan mucho sentidiño en esta noche de San Juan”, subraya la doctora María Cordido, médica adjunta del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de A Coruña (Chuac).

¿Cómo afrontan los profesionales de las Urgencias del Hospital Universitario una festividad como la noche de San Juan y sus posibles consecuencias?

En la noche de San Juan siempre tenemos que habilitar parte de los boxes que hay en nuestro Servicio destinados a otras patologías para los pacientes con intoxicaciones etílicas que prevemos nos van a llegar, y esto no tendría ser así. Los profesionales de Urgencias deberíamos estar para atender otro tipo de dolencias.

¿Qué mensaje le gustaría mandar de cara a esa celebración?

Decir a los ciudadanos que entendemos que la noche de San Juan es una festividad que se celebra mucho en A Coruña, que llevamos un montón de tiempo con limitaciones en la vida social debido a la pandemia de SARS-CoV-2 y que es normal que les apetezca divertirse, pero les pedimos que lo hagan con sentidiño. Las Urgencias de los hospitales están para atender las patologías importantes. Habitualmente tenemos ya un gran volumen de pacientes, y si en una noche como la de San Juan nos sobrecargamos más, tendremos que restar tiempo a otras dolencias.

Compartir el artículo

stats