El desabastecimiento de antibióticos llega a las farmacias de la provincia de A Coruña

El Colegio de Farmacéuticos indica que “hay un repunte de infecciones, encarecimiento de materias primas y otros países que pagan más a los fabricantes que España”

La farmacéutica Paula Briones, en su establecimiento de la avenida de Arteixo. |

La farmacéutica Paula Briones, en su establecimiento de la avenida de Arteixo. | / // LA OPINIÓN

Hasta cuatro farmacias visitó este miércoles Rosa, una madre coruñesa, para conseguir la amoxicilina prescrita para su hija. Finalmente la consiguió, pero en un formato más pequeño que en la receta. El propio Colegio de Farmacéuticos de A Coruña reconoce que hay “un desabastecimiento de antibióticos”. Ocurre en esta provincia, pero también en el resto de Galicia y en el resto de España.

Con respecto a la población infantil, “hay desabastecimiento de antibióticos de amplio espectro, entre un repunte de las infecciones”. Así lo indica la vocal de Alimentación del Colegio de Farmacéuticos, Paula Briones, que tiene su establecimiento en la avenida de Arteixo. El aumento de infecciones procede del progresivo adiós a las mascarillas, “se adelanta la gripe y sobre todo la gripe A, hay mucha otitis, amigdalitis y otras infecciones bacterianas derivadas de la gripe”.

Pero hay otros factores para la escasez de fármacos. “Como en muchos sectores, hay un encarecimiento de las materias primas que indican los laboratorios”, apunta Briones. Y a mayores, “hay un problema de larga trayectoria: en España la medicación es más económica que en otros países, a la hora de hacer el reparto por parte de los laboratorios quedamos un poco a la cola”. Es decir, “otros países pagan más a los fabricantes que España” y consiguen los fármacos antes.

De todos modos, como miembro de la junta de gobierno del Colegio de Farmacéuticos de A Coruña recalca que “en España existe un reparto homogéneo de la medicación, si falta en una zona también falta en todas”. Sí que puede variar en función de la densidad de población infantil. Al igual que los pediatras, los farmacéuticos animan a la vacunación contra la gripe y a un uso responsable de la medicación.

El óptico Alexander Dubra. |   // COLEGIO DE ÓPTICOS DE GALICIA

El óptico Alexander Dubra. | // COLEGIO DE ÓPTICOS DE GALICIA / Patricia Hermida

En la población adulta, “incluso se puede notar más porque los niños están menos medicados, pero se padece el mismo encarecimiento de materia prima y que España paga menos por la medicación”. Insiste Paula Briones en que “las sucesivas bajadas de precios en España llevan a esto, pero hay alternativas terapéuticas como buscar un antibiótico de amplio espectro (el ejemplo de la azitromicina)”.

Además, queda la posibilidad de la formulación magistral: “Lo importante es enviar un mensaje de tranquilidad porque siempre quedan opciones”, manifiestan los farmacéuticos.

El sector reclama que “la industria y el Gobierno lleguen a un acuerdo, porque las consecuencias las está sufriendo la población”. Indica este miembro de la junta de gobierno del Colegio de Farmacéuticos que “hay medicamentos que se emplean para algunas indicaciones no contempladas en su ficha técnica por la Agencia Española de Medicamentos, como antidiabéticos que a veces se recetan para una bajada de peso”.

En las ópticas

Desde el Colegio de Ópticos de Galicia, añaden que también hay escasez de determinadas lentillas. Alexander Dubra, miembro de su junta de gobierno y con una óptica en Cacheiras (Teo), admite que “desde hace meses notamos falta de lentillas, con retrasos por parte de distribuidores y laboratorios”. Como salida, “intentamos ofrecer productos similares a los clientes, pero la lente se lleva en contacto directo con la córnea y no solo importa la curvatura sino también el material para que sea compatible con el ojo y la lágrima del usuario”.

Recalca Alexander Dubra que “no hay lentes más o menos buenas sino que depende de la persona, puedes no soportar unas lentillas y que otras te vayan de maravilla”. Las listas de espera para lograr ciertas lentillas pueden llegar a dos meses. “O puede darse el caso de tener parámetros para el ojo derecho pero no para el izquierdo”, afirma este óptico.

¿Qué antibióticos son más difíciles de localizar? Los farmacéuticos hablan de la amoxicilina, “puede haber algo de stock pero ya empieza a ser complicado: por la fecha de entrada algunos laboratorios te hablan de finales de noviembre para liberar lotes, otros de finales de diciembre y otros de finales de enero”. De ahí “la importancia de vacunarse contra la gripe”, indica Paula Briones.

Empeoramiento con la huelga de transportes

Aunque quede stock en farmacias y ópticas, la situación “irá a peor” a partir de la próxima semana por la huelga de transportes (especialmente a lo tocante a las lentillas). Recalca Paula Briones, con farmacia en la coruñesa avenida de Arteixo, que “el material viene de fuera y puede haber un mayor desabastecimiento”. De todos modos, recuerda que “tenemos que saber que la sanidad en España funciona muy bien y que tenemos los productos sanitarios más económicos entre los países del entorno... aunque esto también conlleve sus repercusiones”. El Colegio de Farmacéuticos indica que hay stock en lentillas, aunque desde el Colegio de Ópticos ya hablan de listas de espera para determinadas lentes.

El papel de la formulación magistral

Indican los farmacéuticos que siempre quedan alternativas: “El pediatra puede valorar opciones distintas a la amoxicilina en una infección pediátrica”. Y se puede recurrir a la formulación magistral cuando “se autorice sin problemas”. ¿En qué consiste? “Para determinadas medicaciones las propias farmacias pueden formularlas si no están a disposición en el mercado, siempre y cuando el facultativo lo prescriba como formulación magistral”, indican desde el Colegio. Se haría como antiguamente, “hay mucha medicación para determinadas patologías que se sigue formulando, es una alternativa”. Y se recomienda una vez más “la vacunación y el uso responsable de antibióticos”.

El impacto del ‘Brexit’

En el caso de la escasez de lentillas, Dubra observa que “impacta la crisis de materiales y a veces hay falta de previsión de estocaje, también por el Brexit ya que muchos laboratorios son del Reino Unido”. Más escasez: “Problemas en los blísters donde se guardan las lentillas, los laboratorios los encargan a otros fabricantes y también hay desabastecimiento”. Según Dubra, “ocurrió como en la pandemia, que la fruta no se podía transportar porque el fabricante de cajas de madera no suministraba”. Por último, influye la situación en Europa con la guerra de Ucrania. En general, “si falla un eslabón, falla toda la cadena”.

Suscríbete para seguir leyendo