El Servizo Galego de Saúde monitoriza semanalmente las existencias en los distribuidores del Ozempic, un fármaco empleado para mejorar el control de los pacientes con diabetes tipo 2 y que, dado su uso para el tratamiento de la obesidad, ha experimentado un “aumento de la demanda” derivado en problemas en el suministro de algunas de sus presentaciones.

En concreto, el Sergas ha explicado que este fármaco pertenece a una familia dentro de la que también figuran medicamentos autorizados para su uso en el tratamiento de la obesidad, en este caso no financiados por el Sistema Nacional de Salud. “En los últimos meses, ha aumentado la demanda de algunos de estos medicamentos, lo que ha provocado problemas de suministro en algunas presentaciones”, apunta Sanidade, en respuesta a Europa Press.

La Agencia Española de Medicamentos emitió, con fecha 18 de octubre, una serie de recomendaciones para hacer frente a estos problemas de suministro, entre las que figura utilizar en los pacientes que requieran iniciar el tratamiento otras moléculas de la familia en las que no se han detectado esos problemas.

Galicia está llevando a cabo una “monitorización semanal” de las existencias en las distribuidoras de farmacia, con el fin de realizar nuevas recomendaciones si se ven afectadas más moléculas de esta familia de fármacos. En la última monitorización, del miércoles, únicamente había una presentación sin existencias: el Ozempic de 1 miligramo, “existiendo stock en las presentaciones de 0,5 y 0,25 mg”.