Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Sanidade quiere aplicar en abril el tope de 40 pacientes al día por médico

La Consellería y los sindicatos se reunirán el día 31 para sellar el acuerdo | Cada área sanitaria podrá permitir alargar la jornada

Cola para pedir cita en un centro de salud. | // MARTA G. BREA

Casi dos meses después de su anuncio, la Consellería de Sanidade se acerca al objetivo de limitar los pacientes que cada médico de Atención Primaria debe atender por jornada. Su plan pasa por pactar con los sindicatos el próximo día 31 un acuerdo para que ese cupo quede fijado en 40 enfermos: 33 en huecos ordinarios y siete para casos urgentes.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, avanzó ayer en Vigo la intención de su departamento. “Hay una nueva reunión el 31 de marzo para cerrar el acuerdo. Seguimos trabajando en la línea de las 33 [citas] más siete que dijimos en hacer prolongación del propio cupo en unas condiciones determinadas”, expuso sobre un plan que adelantó el 8 de febrero el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, dentro de la panoplia de medidas para mejorar la atención sanitaria, objeto de críticas sociales y motivo de una multitudinaria manifestación en Santiago, la tercera de la legislatura.

Ante esas protestas, la Xunta lanzó un plan para realizar 1.200 pruebas y operaciones extraordinarias, ofreció hasta 5.300 euros por realizar guardias en PAC de Pontevedra y ofertó 413 plazas sin oposición, al tiempo que garantizó un contrato de tres años a los médicos residentes (MIR) al finalizar su formación.

Comesaña defendió que si se aprueba el cupo de 40 pacientes se aplicará de manera “prácticamente inmediata”, es decir, en abril y será el sistema XIDE el que se encargue de programar las agendas. Si las esperas para obtener cita superan los cinco días, se habilitará unidades de apoyo como médicos jubilados, informa Europa Press.

De todas maneras, los facultativos podrán solicitar alargar su jornada en dos horas, que les serán retribuidas como horas extraordinarias, para aliviar las esperas, si bien la decisión para autorizarlas recaerá en la Dirección Xeral de Atención Primaria de cada una de las siete áreas sanitarias.

Por otro lado, el sindicato médico O’Mega denunció ayer ante la Inspección de Trabajo de A Coruña la “acumulación de pacientes” en el pasillo de entrada al servicio de Urgencias del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS).

La gerencia del centro hospitalario reconoce un repunte de patologías respiratorias que obligó a adoptar “medidas extraordinarias” recientemente, pero asegura que “se resolvieron con agilidad”.

Compartir el artículo

stats