05 de mayo de 2019
05.05.2019

El perito exculpa al Marisquiño del suceso y concluye que todo el muelle era inseguro

El informe pericial apunta al deterioro del hormigón por el ambiente marino y a la falta de mantenimiento como causas del derrumbe en Vigo y no al concierto

05.05.2019 | 00:08
El perito exculpa al Marisquiño del suceso y concluye que todo el muelle era inseguro

Todo el muelle entablonado de As Avenidas, en Vigo, carece de las "mínimas garantías de seguridad" y el colapso de la estructura durante un concierto de O Marisquiño el pasado agosto no se debió al peso de los cientos de asistentes, sino al deterioro del hormigón por el contacto con el medio marino y la falta de mantenimiento casi desde su construcción. El informe pericial encargado por el juzgado de instrucción número 3 de Vigo y encargado al profesor de Ingeniería de la UVigo Javier de la Puente constata que el grado de corrosión de los paneles después de años de abandono era "extremadamente grave" y que lejos de perjudicar, el convenio Abrir Vigo al Mar contribuyó a minorar la "sobrecarga" de un muelle antes destinado al paso y aparcamiento de vehículos.

El documento, al que ha tenido acceso este periódico, arroja luz sobre una de las preguntas que surgieron tras el fatídico accidente en el que resultaron heridas casi medio millar de personas, la mayoría jóvenes, ¿por qué colapsó el muelle? Y no, no fue por el peso de los asistentes al espectáculo del mallorquín Reis B, sino por el grave deterioro que sufría todo el paseo entablonado construido sobre el muelle de As Avenidas.

En sus conclusiones, el informe pericial señala que durante el concierto la carga media de espectadores por metro cuadrado no llegó a superar los 250 kilos, cuando la normativa señala que para este tipo de eventos la estructura debe estar preparada para soportar 500 kilos/m2. El muelle, constata el perito, estaba diseñado para soportar cargas muy superiores, de 1.000 kilos/m2.

De los sondeos realizados por todo el paseo, tanto en la zona desplomada como en el resto de la estructura que sigue en pie, el perito observó un estado de corrosión de la armadura del panel prefabricado que soporta el entablonado "extremadamente grave", hasta el punto, concreta, de que "en muchos casos los cordones de pretensado se encuentran completamente seccionados". El estado de estos paneles y la forma en que se produjo el desplome (de forma repentina, sin que hubiese antes deformaciones que pudieran alertar del riesgo) señalan "con claridad" que la causa del desplome "ha sido el deterioro de la sección resistente de los paneles prefabricados pretensados por la acción continuada del ambiente marino agresivo".

El informe va más allá y advierte que el resto del muelle Este del Puerto de Vigo que no se ha desplomado presenta un grado de conservación que hace necesario impedir "cualquier tipo de uso sobre el mismo, ya que no ofrece las mínimas garantías de seguridad". Para su puesta en uso sería necesario, aconseja la pericial, o bien una actuación de "refuerzo integral" o, "más recomendable", proceder a la "sustitución completa de los paneles prefabricados".

El perito repasa también en su trabajo los cambios sufridos por el muelle desde su concepción en 1978 hasta la actualidad, deteniéndose en la inclusión del ámbito en el proyecto Abrir Vigo al Mar a mediados de los noventa, cuando se procedió al entablado del paseo y se prohibió la circulación y el estacionamiento de vehículos sobre los paneles prefabricados del muelle. Esta transformación, apunta, permitió una minoración de la sobrecarga a la que podría verse sometido.

Sobre lo que no se pronuncia la pericial que firma De la Puente es la responsabilidad del mantenimiento de la estructura. La defensa del Puerto se argumenta en que desde 1981 a 1998 la concesión del muelle estaba en manos del Náutico y que desde 1998 hasta la actualidad, tras el convenio A brir Vigo al Mar, la responsabilidad es exclusiva del Ayuntamiento, por lo que el mantenimiento durante todos estos años no le correspondía. El Concello, por su parte, insiste en que se trata de un muelle del Puerto y por lo tanto, "es competencia del Puerto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook