25 de mayo de 2019
25.05.2019
La Opinión de A Coruña

Una mujer afronta 10 años por el fuego que obligó a desalojar un bloque en Vigo

La acusada, que se encontraba bajo efecto de drogas y alcohol, incendió trapos || El humo afectó a un menor y a su madre || La procesada lleva dos años en prisión

24.05.2019 | 23:59
El incendio, ocurrido en 2017, obligó a cortar una vía durante horas.

Los delitos de incendios con grave riesgo para las personas son ilícitos poco frecuentes en los tribunales. Uno de los registrados en 2017 en Vigo está cada vez más próximo a juicio. La Fiscalía ha solicitado una pena de 10 años de prisión para una mujer acusada de plantar fuego en su vivienda de la calle Elduayen, lo que obligó a desalojar por completo el inmueble, aunque un menor sufrió una ligera intoxicación por humo. A la procesada, de 35 años y origen brasileño, se le aplica la atenuante "no muy cualificada" de consumo de alcohol y drogas, motivo que rebaja la petición fiscal a la mitad, ya que los delitos de incendio con riesgo para la vida contempla penas de hasta 20 años.

Los hechos sucedieron en junio de 2017, en uno de los áticos del número 29 de un edificio del Casco Vello. El fuego fue en el cuarto piso, donde residía de alquiler la mujer con su pareja. La imputada estaba sola en casa cuando llegaron los efectivos de emergencia. Su marido se había ido a trabajar. Según precisaron fuentes policiales, el domicilio quedó calcinado, generando un densa nube de humo que obligó al desalojo del edificio y afectó a un menor de edad.

Concretamente, la mujer habría plantado fuego a unos "trapos" y esto pronto se extendió por toda la vivienda. Esta ciudadana brasileña aseguró en su comparecencia ante la jueza de Instrucción 3 de Vigo tras su paso a disposición judicial que había consumido drogas y alcohol, por lo que no recordaba con exactitud el discurrir de los hechos.

La mujer se encuentra en prisión provisional desde aquel momento. En al menos una ocasión solicitó su libertad hasta la celebración del juicio, si bien la sala instructora denegó la misma, al igual que posteriormente la Audiencia viguesa, al apreciarse riesgo de fuga. Junto a la "entidad de las penas" que pudieran imponérsele, el encarcelamiento se mantiene por falta de arraigo laboral y familiar "insuficiente". Aunque está casada con un ciudadano español, "también tiene familia directa en Brasil".

Tras el auto, la celebración de la indagatoria y ahora el escrito de acusación; el juzgado elevó la causa a la Sección Quinta de la Audiencia viguesa, que acogerá el juicio. El incendio en la vivienda provocó que durante al menos cuatro horas todo el edificio fuese desalojado, mientras que los vecinos no pudieron acceder a su casa hasta el mediodía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook